Autos

Noviembre, mes de exclusividad

Las marcas de lujo ya comenzaron a mostrar sus cartas para la octava edición del Only Watch.

Este año, la famosa subasta de relojes más importante y generosa del mundo se llevará a cabo el 9 de noviembre en Ginebra y reunirá a la elite de la industria. Las marcas participantes suelen crear piezas únicas con complicaciones exclusivas, lo que hace que sean relojes muy buscados por los coleccionistas y, aunque los precios son bastante elevados, se valora que sea por una buena causa.

En las últimas ediciones, la subasta a logrado recaudar un poco más de 40 millones de dólares. Estos fondos han permitido financiar la investigación sobre la distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad neuromuscular degenerativa que afecta a uno de cada 3.500 niños, adolescentes o jóvenes adultos en el mundo.

Altiplano Ultimate Automatic

Piaget escogió su modelo de venta récord para producir la pieza única.

Este reloj, consecuencia de la marca por querer hacer cada vez el reloj más delgado del mundo, es el automático más plano del planeta hasta el momento con 4,30 mm.

La versión para el Only Watch sólo varía en el color ya que la estructura y mecanismo es igual al original: caja de 41 mm en oro rosa o blanco de 18 quilates, calibre de cuerda automática 910P con masa oscilante periférica en oro de 22 quilates recubierta con PVD negro, reserva de marcha de aproximadamente 50 horas, 21,600 alternancias por hora (3 Hz), 30 rubíes, 238 componentes. Su pulsera es de piel de cocodrilo color negro con hebilla en oro rosa de 18 quilates.

Chronomètre FB 1 « Night Star »

De las siete ediciones pasadas de Only Watch, esta es la primera vez que Ferdinand Berthoud participa en la subasta y llega con una pieza de creación única.

El reloj del grupo Chopard, cuenta con una caja octogonal de 44 mm arenada de titanio ceramizado con antracita, haciéndolo cuatro veces más resistente que el titanio regular.

Su nombre, "Night Star", proviene del contraste del uso de Super-LumiNova en las agujas y números contrastando con fondo negro que, adicional, tiene tres semipuentes de zafiro biselados. El reloj tiene un grosor de 13 mm y es sumergible hasta 30 metros. La correa de cocodrilo es cocida a mano como una sola pieza de cuero que se complementa con una hebilla de titanio también ceramizado.

Grandmaster Chime

Patek Philippe ha creado la primera y única versión de este modelo en acero, un material que generalmente no se usa en la manufactura suiza y aún menos en el reloj con más complicaciones de la marca (20 en total). Cuenta con cinco funciones sonoras, de las que dos son exclusivas mundiales patentadas: una alarma que da la hora programada indicador día/noche para el segundo horario; día, fecha (sobre las dos esferas), mes, ciclo de los años bisiestos por aguja, entre varios otros. La caja de 47.7 mm cuenta con un mecanismo de rotación patentado.

Se estima que el precio estimado del Patek Philippe Grandmaster Chime estará entre 2 y 2.5 millones de dólares. Adicional, el que gane la subasta podrá visitar la Manufactura, el Museo de Patek Philippe y tener una cena con el señor Stern, propietario de la empresa.