Nissan Versa 2020, increíble , pero cierto
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nissan Versa 2020, increíble , pero cierto

COMPARTIR

···

Nissan Versa 2020, increíble , pero cierto

Llega un modelo totalmente renovado a liderar el segmento con buen manejo, calidad y muchísimo equipamiento.

EISA MULTIMEDIOS | Sandowalsky/Carlos Sandoval
13/09/2019
Lo mejor del Versa es la calidad y el buen manejo. Nuevos estándares para la marca en el segmento.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Lo conocimos por primera vez en el pasado Autoshow de Nueva York, donde pasó desapercibido en una esquina del stand de Nissan en la Gran Manzana. Pero su relevancia ha incrementado en medida que las primeras unidades de producción en serie han comenzado a salir de la planta de Aguascalientes esta semana.

Nos adelantamos y pusimos las manos al nuevo Nissan Versa y, aunque parezca imposible, quedamos gratamente sorprendidos. Hereda mucho del lenguaje de diseño que hemos visto en Altima y otros modelos recientes de la marca, tanto que incluso puede llegar a parecer una versión a escala del mismo.

Nos gusta, se ve bien hecho y superará por tanto al modelo saliente que casi tendría que llamarse diferente. Tan es así, que la marca renombrará al actual Versa para tener un sedán subcompacto de entrada por debajo de los 200 mil pesos, y poder tener este nuevo Nissan Versa 2020 en un rango estimado de 230 a 340 mil pesos.

La retahíla de equipamiento en las versiones tope de gama es de lo mejor, pero sorprende el excelente nivel de equipamiento y seguridad desde la versión básica, con seis bolsas de aire, ABS, VDC y hasta sensores de estacionamiento, pero puede llegar a incorporar radares, cámaras de visión periférica y todos los sistemas de seguridad de la marca bajo el cobijo de la insignia Nissan Intelligent Mobility.

El interior, al menos en la versión Platinum (nueva) que manejamos, es más parecido al de un Altima que al de un Sentra, lo que lo hace una muy interesante compra incluso en el segmento de los sedanes compactos, ligeramente más grandes. Buenos acabados, ensambles de calidad y un nivel de equipamiento de envidia, son el estándar, pero una buena y cómoda posición de manejo rematan a la perfección a pesar de perder un poco de espacio interior para los pasajeros.

Lo mejor viene al volante. A pesar de evolucionar mecánicamente, el único motor disponible es un cuatro cilindros de 1.6 litros acoplado a una caja CVT y tracción delantera. Sus apenas 118 hp son suficientes para la mayoría de las circunstancias, pero jamás tendrá un manejo deportivo, y menos con una caja enfocada al ahorro de combustible.

Eso sí, podremos sacarle al menos 15 km/l en consumos mixtos, mucho mejor en carretera a ritmos conservadores, o un poco más bajo en ciudad. Con el pedal derecho a fondo, las aceleraciones no sorprenden en absoluto a pesar de tener un modo “sport” exclusivo para el ajuste de la caja CVT.

Eso sí, la puesta a punto del bastidor es bastante buena y a pesar de la tracción delantera se siente una mayor resistencia estructural, lo que no sólo mejora el manejo, sino que lo hará más seguro. La dirección es suave y precisa, las suspensiones absorben bastante bien, y los frenos, al menos sin exigirles al límite, estarán a la altura para detener a este subcompacto a pesar de montar tambores en el eje trasero.

Nos gusta lo bien que se maneja, la buena calidad general, la evolución tecnológica y sobre todo lo seguro que es, pudiendo incorporar radar con frenado automático de emergencia. Bravo Nissan, si así es el futuro, van por excelente camino.