JAC Sei 4: el chino hecho en México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

JAC Sei 4: el chino hecho en México

COMPARTIR

···

JAC Sei 4: el chino hecho en México

Nuestra segunda experiencia manejando un auto chino en México ha sido interesante y mucho mejor de lo que esperábamos. JAC merece al menos ponerles más atención.

EISA MULTIMEDIOS | Sandowalsky / Carlos Sandoval
04/10/2019
JAC fabrica en México de la mano de Giant Motors en Ciudad Sahagún, Hidalgo, en conjunto con otros vehículos de desarrollo chino: FAW Trucks.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

JAC Sei4 es el nombre del nuevo SUV compacto de la marca china con cada día más presencia en México.

Se trata de una innovadora propuesta en términos de diseño y tecnología, pero aún con algunas áreas de oportunidad, y lo más interesante es que el ensamble final se hace en México.

Por fuera, las proporciones son extrañas y atractivas, pero definitivamente coincide con el segmento de los SUVs compactos, donde hay ya muchísimos modelos de casi todas las marcas en nuestro mercado.

Iluminación LED, rines de 17 pulgadas y una buena calidad aparente hablan bien del ensamble final de los hidalguenses.

Por dentro, la experiencia puede ser muy distinta. De las dos unidades a las que nos subimos, una (la más equipada) no era extraña y, por el contrario, se veía muy equipada, pero la prueba completa la hicimos con el modelo de entrada (Active), también muy equipado, pero con un fuerte e incómodo olor a plásticos. Quizá es sólo cuestión de tiempo para que ese “olor a nuevo” desaparezca.

Lo más interesante del interior es que a pesar de que algunos materiales no se sienten tan bien al tacto, hay otros muy buenos, mientras que la calidad de ensambles es destacable. Dependiendo de la versión, tendremos o buen equipamiento o muy bueno, pero la versión Active se queda un poco corta en seguridad con tan sólo dos bolsas de aire contra las seis de la más equipada.

Muchos detalles nos recuerdan a Peugeot, otros a Kia, pero al final el ambiente del habitáculo en JAC Sei4 es único, con una gran pantalla central para el sistema de infoentretenimiento, asientos cómodos y con buen agarre y una posición de manejo y visibilidad bastante buenas.

Bajo el cofre se esconde un aparentemente bien logrado (habrá que ver a la larga) L4 de 1.5 l turbo de casi 150 hp. En general la potencia es suficiente para movernos con soltura en cualquier contexto, incluidas autopistas a buena velocidad, pero en conjunto con una caja CVT, los arranques desde cero le costarán, por algo que parece un retraso mecánico por la combinación de turbolag y la lenta caja. No espere un deportivo sólo porque luce un enorme emblema “turbo” al costado del auto.

La suspensión es buena y filtra bien las irregularidades a pesar de ser de esquema bastante sencillo, pero lo que no nos gustó fue la dirección. Es lenta, poco comunicativa, bastante aislada y un poco imprecisa. Es algo raro, pues es una moderna de asistencia electrónica, pero a veces se siente como una veterana de esferas recirculantes. Nada para preocuparse, pero habrá que acostumbrarse a su respuesta.

Lo mejor es que JAC ofrece 5 años o 100 mil km de garantía para este modelo, lo que lo posiciona como uno de los más competentes del mercado.