Autos

Galaxy Buds Pro

Luego de los famosos frijoles, la siguiente generación de los auriculares inalámbricos de Samsung llegan pisando fuerte. Los cambios tanto en diseño como en software nos hacen ponerlos en la lista de audífonos inalámbricos favoritos para el día a día.

Después de dos generaciones que no lograron cautivarnos al 100%, Samsung decidió hacer los cambios pertinentes para que el éxito de sus nuevos Buds Pro fuera contundente, y desde nuestra perspectiva, lo lograron.

Arrancamos con el mismo escuche de los Buds Live. Una caja cuadrada un poco ancha con esquinas redondeadas. Algo pesada para ser de audífonos, pero bastante práctica, compacta y elaborada con muy buenos materiales. La calidad de ensambles es excelente.

Para cargarlos cuenta con una entrada USB-C en la parte trasera. Por delante, sólo tenemos un pequeño LED para indicar el estado de la batería. No contamos con botones extra, ni siquiera para ayudar a la sincronización. Para conectarlos a un dispositivo móvil sólo se tiene que abrir la caja. Si tienes un Samsung, el teléfono hará el enlace automáticamente.

Al abrir el estuche, dos óvalos cromados se roban nuestra atención. Estando guardados se asemejan un tanto a los llamados frijoles (Buds Live), pero al retirarlos nos damos cuenta del cambio de diseño. Los auriculares ahora son in-ear y se complementan con una forma más ergonómica ayudando a que se mejore el aislamiento de sonido exterior de manera natural. Por dentro tenemos un woofer de 11 mm y un tweeter de 6.5 mm en cada uno, además de tres micrófonos con mallas para la reducción de viento.

En temas de calidad de audio, no hay ninguna queja. Los sonidos son muy limpios en general. La emisión de los mismos, está separada por dos drivers: uno para los graves y otro para medios y agudos. Hay que recordar que están respaldados por AKG, empresa que ha estado dedicada a la creación de dispositivos de audio profesional desde hace muchos años.

Pero el hardware se vuelve más interesante cuando hablando de su software, porque es ahí donde radican las mejoras más notorias, una de ellas, la cancelación de ruido. Esto es bastante emocionante porque habían intentado hacerlo en las versiones anteriores pero no habían logrado el resultado esperado. Ahora, es una de sus funciones más destacadas, ya que sí logra lo que promete: aislamiento casi total.

De ahí justamente sale la función de sonido ambiente. Con tocar la superficie táctil de los audífonos durante tres segundos, activaremos o desactivaremos la cancelación de ruido. Cuando no la estamos usando, podemos optar por la función de "modo ambiente" permitiendo que, aun con los Buds en nuestros oídos, escuchemos todo lo que está pasando alrededor gracias a los micrófonos.

Desde la app podemos activar la función de reconocimiento de voz. Por medio de AI y de los micrófonos, el software reconoce que estamos emitiendo un sonido y si están configurados con cancelación de ruido activa, al hablar automáticamente activará el Modo Ambiente. Cuando dejas de hablar, regresan a cancelación activa luego de 5, 10 o 15 segundos.

Esta es una función es única e interesante porque evitará que tengamos que quitarnos los audífonos cada vez que le respondamos a alguien. Si vamos a comprar un café o pagar algo, ya no tenemos que pausar nuestra música. Si de todas maneras prefieres quitartelos, la pausa será automática al igual que la reanudación una vez regresen a nuestros oídos.

La parte cromada de los Buds es la superficie táctil y es ahí donde gestionamos los comandos, que, aunque están preestablecidos, podemos personalizarlos un poco más por medio de la aplicación. Responden muy bien al tacto y muy rápido, sin embargo pueden llegar a ser tan sensibles que estaremos lidiando con acciones fantasmas o indeseadas todo el tiempo. Si te los quieres reacomodar, es probable que la música se pause o pongas la siguiente canción sin querer. La función táctil se puede bloquear, igualmente desde la app, pero se recomienda porque se usa bastante.

Sin duda, destaca la durabilidad de la batería. Los auriculares con el estuche logran proporcionar hasta 18 horas de reproducción con cancelación de ruido activa. Sin cancelación logramos hasta ¡28 horas! Esto puede variar, obviamente, dependiendo del uso que le demos. Además, el estuche cuenta con carga rápida: 5 minutos de carga nos dan hasta 1 hora extra de reproducción.

La aplicación Galaxy Wearable es un complemento fundamental para los Buds Pro que se puede descargar en otros dispositivos Android. En IOS no está disponible, y aunque se pueden conectar vía Bluetooth, pierde funciones principalmente de configuración.

¿Los recomendamos? Sí, y más si tienes un Samsung. Está claro que estos son unos ear-in premium y que todas las mejoras que la marca hizo ayudan totalmente a tener una mejor experiencia. Tienen una excelente calidad de audio respaldados con una buena firma, una autonomía envidiable y funciones de software que nos harán la vida más fácil.