El 'rey Midas' de Peugeot busca alianzas con miras a ser potencia mundial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El 'rey Midas' de Peugeot busca alianzas con miras a ser potencia mundial

COMPARTIR

···

El 'rey Midas' de Peugeot busca alianzas con miras a ser potencia mundial

Un acuerdo de este tipo podría catapultar a PSA a las filas de las mayores fabricantes y hacer que Carlos Tavares se convierta en un titán de la industria.

Bloomberg / Ania Nussbaum
06/03/2019
Tavares hizo lo que muchos en la industria pensaban que era imposible: cambiar el rumbo de la compañía.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Entre los ejecutivos automotores presentes en Ginebra para el Salón del Automóvil de esta semana, Carlos Tavares destaca con un mensaje contundente: adaptarse o caer.

Para el director ejecutivo de 60 años de Grupo PSA, propietario de Peugeot, eso significa aprovechar las oportunidades de crecimiento. Tavares se reunirá con asesores con el objetivo de encontrar un socio para PSA que transforme a la fabricante francesa de automóviles en una potencia mundial, informó Bloomberg News el lunes.

Un acuerdo de este tipo, ya sea una fusión o una alianza, podría catapultar a PSA a las filas de las mayores fabricantes y hacer que Tavares se convierta en un titán similar a Carlos Ghosn y Sergio Marchionne.

Tavares está interesado en expandir la huella de PSA fuera de Europa.
Tavares está interesado en expandir la huella de PSA fuera de Europa.| Bloomberg

Mientras PSA se enfoca en iniciativas estratégicas como llevar la marca Peugeot a Norteamérica y expandir Opel a Rusia, "también estamos abiertos a los negocios", comentó Tavares en una entrevista de Bloomberg TV el martes desde Ginebra. "Queremos abrirnos e intentar buscar las mejores oportunidades para nuestra empresa".

Dada la respuesta incierta de los consumidores a las nuevas tecnologías, existe el riesgo de que Tavares haga la apuesta equivocada, pero puede haber un mayor peligro si no se mueve en medio de la agitación que enfrenta la industria automotriz tradicional.

Un aumento de escala ayudaría a PSA a distribuir los crecientes costos de desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos y prepararse para la nueva competencia de compañías tecnológicas como Uber y Waymo de Alphabet que se abren camino en la industria.

Incluso Volkswagen, que ya es la mayor fabricante de automóviles del mundo, busca formas de aliviar la carga al explorar una colaboración más profunda con su rival estadounidense Ford. Al mismo tiempo, BMW y la matriz de Mercedes-Benz, Daimler, han acordado cooperar en materia de autos sin conductor y el mes pasado combinaron sus respectivas plataformas para compartir vehículos.

Tavares tiene planes para introducir Peugeot en Norteamérica.
Tavares tiene planes para introducir Peugeot en Norteamérica.| Bloomberg

Tavares, quien se unió a PSA hace cinco años, consideraría a Fiat Chrysler, General Motors y la fabricante británica Jaguar Land Rover como opciones atractivas, según fuentes.

En PSA, Tavares hizo lo que muchos en la industria pensaban que era imposible: cambiar el rumbo de la compañía y luego repetir el truco haciendo rentable a Opel solo un año después de comprarla a GM en 2017.

El ejecutivo obligó a los sindicatos de Opel a aceptar recortes de personal y reducir los costos de todo, desde impresoras hasta teléfonos de la empresa, un método que ya empleó cuando PSA estuvo cerca de la bancarrota. Los gastos de investigación y desarrollo de Opel disminuyeron mediante la incorporación de nuevos modelos a las plataformas existentes de las matrices Peugeot y Citroen.

Si bien Tavares propició un giro espectacular en Opel, la compañía todavía tiene problemas fuera de su territorio. Las ventas en China, el mercado automotor más grande del mundo, se desplomaron alrededor de un tercio el año pasado, en parte debido a una deficiente gama de productos y problemas con su red de distribuidores, lo que provocó la especulación de que la empresa podría abandonar el mercado por completo.

No obstante, Tavares está interesado en expandir la huella de PSA fuera de Europa, con planes para introducir Peugeot en Norteamérica unos 30 años después de tirar la toalla. También quiere llevar Opel a Rusia y Citroen a India.

El entusiasta de las carreras sostiene que PSA está en condiciones de capitalizar la agitación de la industria, con un enfoque ágil que podría absorber operaciones de competidores menos eficientes en caso de que surjan oportunidades.

"Sabemos cómo cambiar la suerte de las empresas", aseguró Tavares en la entrevista. “Trabajamos muy duro en nuevas formas de hacer negocios. Algunos de ellos van a sorprender y algunos de ellos van a molestar, pero esta es la forma en que necesitamos movernos, porque si no nos movemos, morimos".