Audi e-tron: con ciencia, sin ficción
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Audi e-tron: con ciencia, sin ficción

COMPARTIR

···

Audi e-tron: con ciencia, sin ficción

El primer ejemplar del nuevo mundo eléctrico de Audi está por llegar a México con una propuesta discreta e innovadora, pero no revolucionaria.

EISA MULTIMEDIOS | Sandowalsky / Carlos Sandoval
20/09/2019
Los espejos digitales proyectan las imágenes de las cámaras laterales en dos nuevas pantallas sobre las puertas.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

De eso se trata el nuevo Audi e-tron, de aterrizar una propuesta sensata, de altísima calidad y confiabilidad en un nicho donde muchos de los clientes no quieren un auto que parezca importado de 2050, sino que se mezcle a la perfección con el resto de la gama de la marca, con la enorme ventaja de tratarse de un auto eléctrico cero emisiones.

Teóricamente e-tron se ubicará entre Q5 y Q7, aunque es mucho más parecido al primero por dimensiones, lo que en nuestra cabeza debería designarse QE5, pues pronto comenzaremos a ver más modelos e-tron que, evidentemente, no estarán basados en e-tron (éste SUV), como el próximo e-tron GT, la versión Audi del recién presentado Porsche Taycan.

De entrada, Audi e-tron no es sorprendente por fuera, y eso es bueno. Es como cualquier otro SUV de Audi, mezclando un poco del Q3 y otro tanto de Q5/Q7. Quizá sólo los detalles específicos lo delatarán, tales como el diseño de rines, emblemas, el puerto de carga eléctrico y, opcionalmente si están disponibles en México, los innovadores espejos digitales, que reemplazan los laterales tradicionales por cámaras compactas que se pueden proyectar en nuevas pantallas sobre las puertas delanteras.

Fuera de eso, Audi e-tron es como cualquier otro SUV de la marca de Ingolstadt y eso es lo que muchos clientes buscan, un auto confiable que no tenga que pasar por un auto de Volver al Futuro para verse moderno. E-tron es elegante, limpio y muy fácil de utilizarse, prácticamente no hay que aprender nada nuevo para usarlo, pues se maneja y opera como cualquier otro Audi.

Audi e-tron se puede cargar en poco más de ocho horas en un contacto especial en casa a 220 v, o un 80% en apenas 30 minutos de carga en estaciones especiales con hasta 150 kW.
Audi e-tron se puede cargar en poco más de ocho horas en un contacto especial en casa a 220 v, o un 80% en apenas 30 minutos de carga en estaciones especiales con hasta 150 kW.Sandowalsky

Los interiores de la nueva gama Audi son maravillosos, ya sea que hablemos del nuevo A1, un A7, el buque insignia A8 o este e-tron. Lo que sí es que son muy parecidos entre todos, y habrá pocas diferencias más allá del equipamiento específico de cada modelo en la gama alta.

En el caso de Audi e-tron, lo que más lo puede hacer diferente es, primero, la palanca de la caja automática, parecida a la del A8, pero más propositiva y diferente en operación, pues se trata de un eléctrico. Nos gustó mucho, pero nos tomó un par de minutos acostumbrarnos. Y, segundo, los espejos digitales opcionales, mismos que sólo estarán disponibles en los mercados con una legislación que los soporte y en las versiones más equipadas.

El resto es un Audi “común y corriente”, es decir, muchísima calidad, excelentes materiales y ensambles de primera.

Sólo algunos detalles de diseño e iluminación ambiental como los anclajes de los cinturones de seguridad brillantes delatarán que se trata de un Audi especial, pero en general la atmósfera al interior es de las más cómodas de toda la gama de la marca, sobre todo por la ausencia de ruidos provenientes del tren motor.

Nunca hemos manejado una como la de Aladino, pero creemos que debe ser tan suave como manejar este e-tron. Al volante es un Audi hecho y derecho, con la conocida ventaja de tener dos motores eléctricos que entregan el par de forma casi instantánea, lo que se traduce en muy buenas aceleraciones para no tratarse de un deportivo.

Además, la dirección de Audi e-tron es muy precisa, ajustable y cómoda, mientras que los frenos, apoyados por el sistema de regeneración de energía nunca se fatigarán y entregarán excelentes cifras en detenciones de emergencia a pesar del altísimo peso de más de 2.5 toneladas.

Ciudades son pan comido en e-tron, carreteras de montaña una delicia, y autopistas, incluso a 200 km/h se nos irán con facilidad, aunque no tendremos un sabor deportivo como lo hemos visto en modelos como Model X o i-Pace. Esta primera entrega de un vehículo 100% eléctrico de Audi es una maravilla, no podemos esperar a conocer lo que viene.

La parrilla delantera es muy grande, casi como cualquier otro Audi a combustible, pero sólo una fracción de ésta permite el acceso de aire.
La parrilla delantera es muy grande, casi como cualquier otro Audi a combustible, pero sólo una fracción de ésta permite el acceso de aire.Sandowalsky