Resurge la euforia de los minipartidos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Resurge la euforia de los minipartidos

COMPARTIR

···
Archivo

Resurge la euforia de los minipartidos

04/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
 
Angelle Hernández Cháirez / Eduardo Ortega / Manuel Velázquez / Víctor Chávez / Rivelino Rueda
 
 
Vuelven a la carga las agrupaciones que quieren convertirse en partidos. Y no son pocas. En la historia política de México los partidos pequeños van y vienen, y todos con cargo al erario.
 
Y aunque es un derecho constitucional, la creación de nuevos partidos está asociada al intereses gremiales o particulares.
 
Con el pasar de los años, las 3 fuerzas de mayor peso y permanencia: el PRI, PAN y PRD, coexisten con otras 4 fuerzas minoritarias, cuyo papel ha sido el de inclinar la balanza en temas de interés para los partidos grandes, mediante alianzas.
 
A los partidos con menos representatividad se les etiqueta de partidos satélite, partidos bonsai, chiquipartidos. Ha habido casos extremos de gran polémica con los partidos familiares.
 
El principal aliciente, amén del doctrinario, es el de contar con posiciones en las cámaras de Diputados y Senadores, así como las prerrogativas federales.
 
A punto de vencerse el plazo del IFE para los registros de las solicitudes, han acudido a cumplir el primer trámite no menos de 27 organizaciones. Sólo obtendrán recursos aquellas que obtengan su registro y deberán justificar cada peso ejercido y con la advertencia de ser sancionados si no lo hacen.
 
Expertos consultados por El Financiero, coinciden en que deben endurecerse las reglas para otorgar los nuevos registros y aumentar gradualmente, incluso, los requisitos para tener acceso a los recursos públicos.
 
La reforma política de 2007 se diseñó de tal manera que permitiría ahorros en los gastos hacia los organismos electorales y los partidos, aunque en términos reales los gastos siguen aumentando.
 
Gasto para el erario
 
En los últimos 13 años, de acuerdo con información del IFE, han existido 16 partidos con registro, pero hoy sólo 7 de éstos lo conservan.
 
En ese periodo, los 9 partidos que perdieron su registro por no haber obtenido el 2% de la votación nacional recibieron 1,896.1 millones de pesos en prerrogativas.
 
Por otra parte, los partidos del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano, Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) han recibido en conjunto, a lo largo de los últimos 13 años, 11,644.9 millones de pesos en financiamiento público.
 
Prácticamente en todas las encuestas y análisis serios, los partidos no gozan precisamente de la confianza de los ciudadanos.
 
Hoy se observa la vuelta de muchos rostros conocidos, que buscan una tercera y cuarta oportunidades para contar con la marca autorizada de los nuevos partidos.
 
La pregunta que se mantiene en todos los foros es: ¿para qué nuevos partidos?
 
En este escenario, en los comicios intermedios de 2015 participarían entre 8 y 9 partidos, y todos seguirán requiriendo de mayores recursos públicos para su funcionamiento.