Merkel advierte riesgos de guerra cambiaria
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Merkel advierte riesgos de guerra cambiaria

COMPARTIR

···
menu-trigger
Archivo

Merkel advierte riesgos de guerra cambiaria

bullet

25/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


AFP/Reuters
 
Davos, Suiza.- La canciller alemana Angela Merkel expresó su preocupación sobre los riesgos de la manipulación cambiaria, mencionando específicamente a Japón, cuyo banco central decidió acelerar el ritmo de la impresión de dinero.
 
"No estoy completamente despreocupada. Tenemos una sensibilidad mucho más alta, por medio de la discusión en el G-20, de la manipulación cambiaria o la influencia política", dijo Merkel en el Foro Económico Mundial en Davos.
 
"China ha reaccionado muy favorablemente y ha respondido a nuestras demandas de cierto cambio de política", comentó, antes de manifestar su preocupación en Japón.
 
"No quiero decir que miro a Japón completamente despreocupada de momento. Y será importante para Europa también que la amplia liquidez que se dio a los bancos el año pasado vuelva a recolectarse", sostuvo.
 

 
Por separado, el viceministro japonés de Finanzas negó el jueves que el nuevo gobierno nipón esté preparando una devaluación del yen y rechazó las críticas exteriores sobre los riesgos de una guerra monetaria internacional.
 
"Japón no tiene la menor intención de provocar una devaluación competitiva del yen", declaró Takehiko Nakao en una entrevista publicada por The Wall Street Journal.
 
Nakao precisó que "la reciente depreciación del yen debería considerarse como una corrección de la apreciación unilateral y excesiva que hubo el año pasado".
 
Declaró igualmente que los cambios de política monetaria decididos esta semana por el Banco Central de Japón (BoJ) no forman parte de un plan que apunte a manipular el valor de la divisa nipona.
 
Las nuevas medidas del BoJ, que contemplan fijar un objetivo de inflación de 2%, apuntan a luchar contra la deflación crónica a la que hace frente Japón desde hace unos 15 años, y a dar un nuevo impulso a la tercera economía mundial, argumentó el viceministro.
 
Controles de capital
 
El multimillonario inversor George Soros señaló que él es partidario de la actual política monetaria estadounidense, pero alertó sobre una "guerra cambiaria" por las diferencias respecto de cómo los países administran sus déficit nacionales.
 
"Creo que la política, básicamente introducida por Ben Bernanke, es en realidad la política correcta", dijo Soros a la cadena televisiva CNBC en una entrevista desde Davos, Suiza.
 
Soros se refería a la política de alivio cuantitativo de la Reserva Federal de Estados Unidos y de su presidente, Ben Bernanke, dentro de la cual la Fed compra por mes 85,000 millones de dólares en bonos del Tesoro y valores hipotecarios.
 
Soros advirtió, sin embargo, que la postura de Alemania de hacer frente a los déficit a través de medidas de austeridad choca con las preferencias de otras naciones por el alivio monetario, y podría generar una "guerra cambiaria".
 
"Creo que el mayor peligro es en realidad, y potencialmente, una guerra cambiaria.
 
"El resto del mundo sigue una receta diferente a la de los alemanes, quienes creen en la austeridad, y el resto del planeta cree en un alivio cuantitativo", apuntó Soros.
 
Aparte, uno de los principales funcionarios del Bundesbank señaló el jueves un quiebre en la oposición sostenida durante largo tiempo por el banco central alemán a la regulación de flujos de capital, y afirmó que el uso limitado de controles podría ser apropiado algunas veces.
 
En una columna publicada en el periódico financiero alemán Handelsblatt, el miembro del directorio del Bundesbank Andreas Dombret dijo que los controles directos de capital podrían ser considerados si otras medidas no funcionaran.
 
Luego de rechazar este tipo de controles durante décadas, el Bundesbank está cambiando su postura, con la aceptación de algún grado de control si las medidas como aumentar las reservas o hacer más flexibles los tipos de cambio extranjero no funcionan.
 
El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, se unió esta semana a consejeros de bancos centrales al hablar sobre el riesgo de las devaluaciones competitivas; esto es, países que alientan al debilitamiento de sus monedas para impulsar el atractivo de los productos elaborados a nivel local.