Infonavit, por replantear su modelo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Infonavit, por replantear su modelo

COMPARTIR

···
menu-trigger
Archivo

Infonavit, por replantear su modelo

bullet

14/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Claudia Alcántara
 
El Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) considera necesario replantear su modelo operativo, por lo que advierte que debe definirse cómo se coordina en un nuevo marco institucional de política pública de vivienda y desarrollo urbano, y cómo llegar a nuevos mercados de atención, como los exderechohabientes.
 
"Se puede decir que es evidente que la última década ha traído importantes avances en materia de vivienda, pero también es evidente que hoy es necesario replantear el modelo. El derecho constitucional a la vivienda hoy en día no es suficiente. Es importante que éste sea un derecho a la ciudad, que haga efectiva la aspiración de que los mexicanos tengan una mejor calidad de vida", señala en su Plan Financiero 2013-2017.
 
El organismo reconoce que el crecimiento exponencial de la oferta de créditos para comprar vivienda en los últimos años, rebasó la capacidad de muchos municipios de proveer infraestructura y servicios, así como de planear su desarrollo urbano. A ello se suma la previsión del Infonavit de que tendrá una contracción en la demanda y otorgamiento de crédito a partir de 2017, por el abatimiento del rezago habitacional de su derechohabiencia; de ahí que señale que deba definirse la posibilidad de atender la necesidad de vivienda de trabajadores no afiliados o de permitir que personas que no cotizan actualmente pero alguna vez lo hicieron, puedan utilizar sus recursos para ello.
 
Refiere que este último grupo se conforma de 3.7 millones de trabajadores no afiliados al Infonavit, pero que en algún momento de su vida laboral forjaron una subcuenta de vivienda -aún vigente- que pudiera servir como garantía para un crédito otorgado por otra entidad financiera. Los recursos de esos trabajadores ascienden a 189,000 millones de pesos, indicó.
 
Sin embargo, se requiere una reforma a la Ley del Infonavit que permita a exafiliados usar el saldo de la subcuenta de vivienda, comenta el documento.
 
Agrega que de mantenerse el ritmo actual en el otorgamiento de crédito (2.9 millones totales entre 2013-2017) se abatiría el rezago habitacional de los hogares derechohabientes, en un lapso de 4 a 5 años. A partir de ahí comenzarían a acumularse excedentes de liquidez temporales 'significativos' que tendrían que invertirse entre 10 y 12 años, mientras se devuelven a los trabajadores que se jubilen a futuro.
 
Bajo este escenario, y de no darse un cambio sustancial en las tasas de formalidad del empleo que amplíen la demanda de crédito del Instituto, Infonavit tendría que decidir cómo invertir los excedentes temporales, ya sea en instrumentos de retorno atractivo para complementar la pensión de los trabajadores o en financiar el mejoramiento de la infraestructura urbana, si ésta ofrece rendimientos.
 
Utilizarían la plataforma
 
Otra opción, señala el documento, sería intervenir directamente en la atención de la necesidad de vivienda de los segmentos de población que hoy no tienen la prestación, o los llamados trabajadores no afiliados.
 
Calculó que de acuerdo con el INEGI, en México existen 27.5 millones de trabajadores no afiliados (al IMSS, ISSSTE, Pemex, y otros), de los cuales 14.4 millones (7.9 millones de hogares) tienen necesidad de vivienda; de éstos, 26% tenía ahorros en Infonavit, equivalente a 3.7 millones de trabajadores (o 2.1 millones de hogares).
 
Ese mercado representa poco más de la mitad de los casi 7 millones de trabajadores que el Infonavit ha apoyado con la adquisición de vivienda, desde su creación en 1972.
 
Otra alternativa para atender al segmento no derechohabiente es considerar aquellos hogares en donde éste cohabita con un derechohabiente o exafiliado (hermano o padre).
 
Para la atención de exafiliados, el Infonavit 'compartiría' su plataforma operativa de originación y administración de créditos hipotecarios para canalizar recursos fondeados por terceros.