El CD sobrevive pese a auge de música digital
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El CD sobrevive pese a auge de música digital

COMPARTIR

···
Archivo

El CD sobrevive pese a auge de música digital

25/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Nelly Acosta Vázquez
 
 
En el 2008, la firma de análisis Gartner pronosticó que el fin del CD estaba cerca: sus ventas caían 15% por año y no había indicios de que pudiera recuperarse.  Pero años después, expertos aseguran que pese a las cifras devastadoras, el disco compacto seguirá siendo un buen negocio.
 
“Suena contradictorio pero es cierto. En el mercado, vender CDs y hacerlos aún es redituable”, explicó Meghan Henning, analista de la Consumer Electronic Association (CEA).
 
Al igual que él, Grant Goad, productor y agente artístico, explicó en alguna ocasión que la venta de discos en formatos tradicionales (incluso el LP) sigue viva, sobre todo fuera de las grandes ciudades.
 
¿Significa entonces que las cifras están equivocadas? En lo absoluto. En el 2005, por ejemplo, 95% de la industria de la música estaba en la venta de material físico –CDs, LPs y DVDs musicales—cifra que para el 2007 era de 77% y para el 2010, de 61%. Estos datos de Forrester Research resultan innegables: sólo habrá que ir a una tienda para ver cómo el CD ocupa muy poco espacio en los estantes.
 
De forma paralela, la venta de música digital registra crecimientos de 8% al año y apunta a seguir incrementando. Hoy representa 32% de la industria a nivel mundial según la Recording Industry Association (RIAA).
 
Lo que sí ha cambiado, es la perspectiva frente a estas cifras.
 
“Los sellos discográficos se han dado cuenta que necesitan un formato ‘de respiro’ entre las ventas online y los formatos tradicionales. Ese formato es el CD”, dice Mark Mulligan, de Forrester Research.
 
Henning concuerda: aunque sea en menor medida pero en las tiendas sigue funcionando la presencia del disco compacto. “La realidad es que ahora ésta es una herramienta mercadológica y no un vehículo musical”, dice el analista de la CEA.   
 
Los conocedores recordarán quizás cómo hace unos años, el director de EMI Music, Alain Levy, prometió que convertiría al CD en un “compendio de contenidos” para tener ventaja sobre sus competidores.
 
Y lo cumplió. Siguiendo su idea, las disqueras han hecho de este formato un objeto coleccionable, con poca música pero infinidad de contenidos adicionales: letras de canciones, bibliografías, fotos, videos cortos y hasta material descargable para internet.
 
Hoy, Forrester Research estima que las ventas del disco compacto seguirán su curso, generando ventas pequeñas pero seguras.
 
“Mozart escribió sólo un Réquiem; en cambio, para pronosticar la muerte del CD se han escrito más de 80”, dijo en alguna ocasión el periodista económico Daniel Gross, una frase que hoy es estandarte de muchos melómanos que impulsan la creación y venta de formatos tradicionales que al menos hoy, siguen vivos.
 
 
Industria de la música en México
 
En el país, la venta de música digital también va en aumento, aunque en ingresos aún es inferior a la de los formatos tradicionales.