Davos: La oportunidad de México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Davos: La oportunidad de México

COMPARTIR

···
menu-trigger
Archivo

Davos: La oportunidad de México

bullet

23/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 

 
Manuel Arroyo *
 

Davos, Suiza.- En una de las reuniones que más líderes internacionales convoca -la del Foro Económico Mundial en Davos-, México tiene el reto de contrastarse más y más con una economía global que no acaba de recuperarse.
 
Mientras que en Europa y Estados Unidos los empresarios se muestran cautelosos y hasta pesimistas, nuestro país sigue atrayendo las miradas de los inversionistas como una región de grandes oportunidades.
 
De acuerdo con el sondeo anual realizado entre 1,300 presidentes ejecutivos de empresas, que ayer presentó en esta ciudad PricewaterhouseCoopers, sólo 36% de los entrevistados se mostró muy confiado respecto al futuro de sus firmas. Ese porcentaje es menor que 40% correspondiente al reporte de 2012.
 
El pesimismo se nota más en Europa, donde los directivos que tienen confianza apenas representan 22%, y mucho menos en Latinoamérica, región en la que 53% de sus líderes de empresa se encuentran confiados en el futuro.
 
El descontento de las poblaciones con la situación de su país es el aspecto que más inquietó a los presidentes de empresas, pues 75% lo calificó como su principal preocupación.
 
La desconfianza de los empresarios se traduce en dificultades para la creación de empleos, pues sólo 45% de los que participaron en el sondeo prevé aumentar sus plantillas laborales durante este año.
 
La reunión que se realiza en Davos este año coincide con un cambio en la forma en la que muchos empresarios en el mundo están viendo a México.
 
En sectores como el del automóvil o el aeronáutico, nuestro país se ve nuevamente como una gran opción de inversión.
 
Adicionalmente, los resultados de las primeras semanas del gobierno de Enrique Peña y los primeros meses del nuevo Congreso, han generado la expectativa de que ahora sí se puedan realizar las reformas estructurales que se han demandado desde hace más de una década, para reforzar la competitividad de la economía mexicana.
 
La oportunidad mexicana contrasta con los problemas que ha enfrentado la economía brasileña y con el incremento de los costos laborales en China.
 
La perspectiva de la mayoría de los expertos señala que en 2013 se establecerá una marca histórica en la recepción de inversión extranjera directa en el país, resultado tanto de la concreción de inversiones negociadas en 2012 como de la llegada de nuevos capitales en este año.
 
Por esa razón, existe un gran desafío para la delegación del gobierno mexicano en Davos, que este año es encabezada por Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público.
 
El reto será consolidar el cambio en la percepción que los líderes mundiales tienen sobre México y convencerlos de que realmente la nueva administración será capaz de mantener la estabilidad económica que se obtuvo en el país en los últimos años, pero ahora con la posibilidad de obtener un crecimiento más acelerado de nuestra economía, que al final de cuentas sea la base para generar bienestar entre toda la población, especialmente entre aquellos que tienen menos ingresos y hasta ahora también han tenido menos perspectivas de mejorar su condición.
 
* Manuel Arroyo es Presidente y Director General de El Financiero.