Lesión de Rafael Nadal pone en jaque al tenis
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lesión de Rafael Nadal pone en jaque al tenis

COMPARTIR

···
menu-trigger
After Office

Lesión de Rafael Nadal pone en jaque al tenis

bulletLa retirada este martes del tenista español del encuentro que disputaba en el Abierto de Australia causada por una lesión en la pierna, ha despertado la inquietud entre los organizadores si las superficies de las canchas deben ser cambiadas.

Eduardo Bautista
24/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Rafael Nadal no pudo más. Al comienzo del quinto set de su partido ante Marin Cilic, el tenista número uno del mundo se retiró del Abierto de Australia en la ronda de cuartos de final. Su justificación: las superficies de los torneos de la Asociación de Tenistas Profesionales son dañinas para los jugadores.

Una lesión en la parte alta del cuádriceps de la pierna derecha dejó al español fuera del primer torneo de Grand Slam, del cual sólo presume un título (2009) en su palmarés. Ante los señalamientos, los organizadores tendrán una pregunta en sus cabezas: ¿el calendario debe ser menos exigente o —efectivamente— las superficies deben cambiarse?

De acuerdo con expertos, Nadal tiene razón: las superficies sí pueden causar lesiones. “El desgaste físico es mucho mayor en canchas duras porque los jugadores tienen más movimientos: brincan, se patinan, frenan, arrancan, y eso causa mayor presión en los miembros inferiores, principalmente en tobillos, rodillas y espalda baja. Las lesiones son más comunes en superficies duras”, explica Rolf Schlettwein, director de Proyectos Deportivos, empresa que construye canchas de tenis en México.

Las altas temperaturas que se registran en Melbourne —que van de los 29 a los 38 grados Celsius— también son una desventaja para los tenistas, sobre todo para el mallorquín, quien está acostumbrado a canchas blandas, de arcilla, en las que el juego es más lento y requiere menor esfuerzo físico (suma 10 títulos en la tierra batida de Roland Garros). Con el calor, dice Schlettwein, la superficie se vuelve chiclosa, blanda. Por eso cuando el tenista quiere arrancar el juego o hacer un movimiento rápido, su tenis se atora “en una especie de pantano”.

“Creo que la gente que maneja el mundo tenis debe plantearse por qué hay tantas lesiones y tan continuamente”, mencionó Nadal en conferencia de prensa. “Si cada vez se juega más rápido, se golpea a la bola más fuerte y en superficies tan duras, hay que ver por qué ocurren tantas desgracias. Debemos tener un sentimiento de protección, salud y bienestar hacia los jugadores”.

Según The Effect of Tennis Surfaces On The Game of Tennis, de B.M. Nigg, el 21 por ciento de las lesiones que requieren tratamiento médico fueron causadas por el “deslizamiento incontrolado”. Los tenistas mejor situados en el ranking —se explica— sufrieron más lesiones en la espalda y en miembros inferiores cuando jugaron en cancha dura que cuando lo hicieron en arcilla, lo cual convierte esas canchas en superficies “lentas y suaves”, según Schlettwein.

Desde hace al menos siete años, debido al rigor de participar en varias superficies y a que el tenis se ha vuelto más rápido, no hay jugador profesional que no cumpla una rutina de pesas para fortalecer su cuerpo, afirma el experto. Nadal, de hecho, asegura que “no es un problema de cantidad de torneos, sino de superficies”. Sin embargo, señala Schlettwein, el hecho de que haya canchas de pasto, arcilla y cemento vuelve al circuito mucho más competitivo.

En medio de esta polémica, en la rama femenil, a la danesa Caroline Wozniacki le bastaron dos horas y 12 minutos para vencer 6-0, 6-7 y 6-2 a la española Carla Suárez-Navarro para clasificarse a las semifinales, donde se enfrentará a la belga Elise Mertens.

,