WEF Cancún

América Latina, dependiente de las materias primas

Las materias primas, principalmente las relacionadas con la agricultura y el petróleo aún son parte importante de las economías latinoamericanas, puesto que tan sólo en 2013
éstas ocuparon un 53.9 por ciento de sus exportaciones totales.
Everardo Martínez/Daniel Villegas
06 mayo 2015 0:34 Última actualización 07 mayo 2015 5:5
campo

Las exportaciones de materias primas en rubros como el agrícola, aún tienen un peso importante en Latinoamérica. (Foto: Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso que las materias primas tienen en América Latina sigue siendo importante, donde la exportación de bienes relacionados con la agricultura y el petróleo de la región, se ubicó en 2013 en los 375 mil 717 millones de dólares, casi el doble de lo registrado el mismo año en ventas al exterior de manufacturas, que llegaron a 194 mil 403 millones de dólares, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Es decir, en 2004 el peso de las materias primas en las exportaciones totales se ubicó en 49.4 por ciento y para 2013 llegó a 53.9 por ciento. Este peso ha generado que cuando los precios de los commodities vayan a la baja, los ingresos por ventas al extranjero tiendan a estancarse.

Entre el periodo de 2005 a 2014 la tasa de crecimiento anual de las ventas externas de la región se ubicó en sólo 1.6 por ciento.
Detrás de este factor se encuentra el hecho que los precios de las materias primas han disminuido a lo largo de los últimos meses. Los energéticos son los que presentan mayores caídas pues se contrajeron un 43.6 por ciento en marzo del 2015 en relación al mismo mes del año anterior, de acuerdo con datos del Banco Mundial.


De igual forma se observa que los commodities, exceptuando a los energéticos, también sufrieron cambios a la baja, pues arrojaron números rojos de 15.2 por ciento en el mismo periodo, según el organismo.

Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank, comentó que la tendencia a la baja en los precios de las materias primas observado en los últimos meses, sobre todo en el petróleo, genera ‘desgaste’ en los términos del intercambio de la región, frente a países como Estados Unidos.

El índice de los términos del intercambio, que mide el valor de las exportaciones contra el de las importaciones, presentado por el Fondo Monetario internacional (FMI), presentó tasas de variación anual negativas desde 2012 hasta el año pasado.

Algunos analistas comentaron que la dependencia de materias primas es particular en cada país de la región pues cada uno cuenta con recursos exportables diferentes, desde el petróleo en Venezuela hasta productos agrícolas en países de América central.

Gabriela Ledesma, catedrática en finanzas de la UNAM, comentó que sin importar qué tipo de gobierno se tenga (mercados abiertos y mercados controlados) debe de haber apoyo a los sectores primarios. Para lo anterior señaló que hacen falta reformas encaminadas a un mejor control y aprovechamiento de los commodities.

Especialistas señalaron que la región ha registrado tasas de crecimiento altas de las exportaciones en lo que va del milenio, pero este ritmo está íntegramente basado en la exportación de materias primas, que presentan un bajo valor agregado, por lo que si se quiere mantener el ritmo es necesario voltear a un modelo que apueste más al desarrollo integral.

“Habría que virar hacia un modelo en donde se priorice un aumento en la productividad de los factores” en donde “el desarrollo de infraestructura y el capital humano tomen relevancia”, comentó Carlos Herrera, economista en jefe de BBVA Bancomer.