Viajes

¿Te imaginas comer como lo hacía Moctezuma? En este lugar es posible

Ya es realidad un proyecto que permite degustar los suntuosos 300 platillos del gobernante del México-Tenochtitlan: el emperador Moctezuma.
Bedilia Brizuela | EISA Multimedios
07 diciembre 2017 18:0 Última actualización 07 diciembre 2017 18:0
Los 300 Platos Colectivo de Alta Cocina

Foto: Cortesía de Los 300 Platos

Al emperador Moctezuma del México-Tenochtitlan lo deleitaban con comidas en 300 platos. En el palacio se reunían los mejores cocineros, quienes volcaban su pasión y esmero en el oficio de cocinar para el gran señor Tlatoani o gobernante.

Ese concepto se plasmará en una nueva propuesta culinaria del chef e historiador Rodrigo Llanes, llamado Los 300 Platos, Colectivo de Alta Cocina, que invita a sus comensales a formar parte de una experiencia inspirada en el protocolo del antiguo emperador Moctezuma con la idea de comer como él lo hacía.

Pretende crear un maridaje entre la gastronomía e historia con la ayuda de varios chefs, quienes servirán platillos inspirados en ese tipo de cocina refinada con un menú de degustación servido en distintos tiempos. Los fondos se utilizarán para crear una vajilla auténtica que será en la que se sirvan los alimentos. El prototipo de la misma ya existe.

Con la ayuda de la UNAM, la investigación ha durado cinco años para Rodrigo, el chef a cargo, quien ha rescatado así el protocolo de los cocineros de esa época.

Los ingredientes que utilizan van desde el nixtamal para preparar los tamales, tortillas, calabacitas, esquites de elote tierno, nopales, diversas carnes desde la de guajolote hasta la de venado, escamoles, gusanos de maguey, pepitas de calabaza y hasta carne de jabalí, entre muchos otros.

Ese esfuerzo culminó con la creación de dicho colectivo en donde acompañado de un grupo de innovadores chefs como Alejandra González, Rosalba González, Víctor Hugo Aguilar, Yves Mathurin y Thierry Nicolle, se recrean tanto los platillos como la vajilla y el ritual diario de la mesa de Moctezuma.

La idea es compartir con los comensales este ritual: la magia de rescatar una de las formas más sorprendentes de comer de todos los tiempos y culturas del mundo.

La propuesta personal de menús del chef está inspirada en sus viajes por el mundo y su amor por la historia de nuestro país, lo que le ha dejado una marca en su gusto personal por la buena comida.

Los visitantes pueden elegir entre distintas comidas o cenas en vajillas, las cuales pueden ser piezas de colección limitada. Además, el 10 por ciento de la recaudación se destinará a apoyar la iniciativa "Una mano para Oaxaca".

Son 12 personas al día las que les será posible disfrutar de esa experiencia, de miércoles a sábado, frente a la glorieta de la Cibeles y la cena cuesta alrededor de mil pesos.

Más información en www.los300platos.com