Viajes

Rastafari por un día en este lugar de Jamaica 

Además de escuchar música reggae, en Jamaica se puede visitar ciudades como Montego Bay donde habita una comunidad rastafari que destaca por permitirle la entrada a los turistas para realizar actividades con ellos.
Alonso Gordoa | EISA Multimedios
10 agosto 2017 21:53 Última actualización 14 agosto 2017 16:28
Rastafari Indigenous Village

El es King Tebah, uno de los miembros de la comunidad indígena rastafari en Montego Bay, Jamaica. Foto: Alonso Gordoa

Reconocidos mundialmente por su aspecto con rastas en la cabeza cubiertas por una boina que lleva los colores de la bandera de Etiopía, los Rastafaris portan esos elementos por su sentido de pertenencia al país africano, sin embargo, el movimiento surgió en Jamaica.

La cultura rastafari es una fusión de tradiciones culturales africanas e influencia caribeña. Su estilo de vida y filosofía reflejan el cuidado por la naturaleza y la humanidad, pues más que una religión es una forma de relacionarse expresando su descendencia etíope. Ellos defienden la libertad de las personas de origen africano que fueron esclavizadas hasta el siglo XIX, y que ahora sus descendientes habitan en la isla, pero buscan regresar espiritualmente a su tierra de origen mediante la llamada religión rastafari.

1
Aldea indígena 


Aldea indígena rastafari

En Montego Bay, uno de los principales polos turísticos de Jamaica, es posible experimentar la cultura local en una aldea de rastafaris que se localiza a media hora de la playa, en las colinas que atraviesan el Río Montego.

Las personas son recogidas en el hotel para trasladarlos hasta la comunidad, donde pueden participar en las actividades diarias de los rastafaris, incluyendo demostraciones culinarias con platos veganos, elaborar artesanías, recorrer su huerto orgánico y jardín de hierbas, así como unirse al círculo de tambores con música Rasta.

Al atravesar una brecha rodeada de vegetación, los visitantes son recibidos por Queen Bee, una de las integrantes de la aldea. Quien los conduce hasta un río en el que es necesario cruzar descalzo para llegar a donde está la comuna. El motivo de pasar el arroyo sin zapatos es para purificar las malas vibras que algún turista podría traer, ya que los rastafaris están en otra frecuencia energética.

Una vez que los viajeros atravesaron, otro miembro de la comunidad los recibe para comenzar con una plática a cerca de la historia del movimiento Rastafari en Jamaica, sus creencias y forma de vida.

1


Queen Bee preparando alimentos

La experiencia continúa con la degustación de platillos veganos conformados por frutas, verduras y semillas, acompañados de agua de coco servida en la cáscara del mismo. Todo el alimento que los rastafaris consumen es obtenido de su huerto orgánico o de los alrededores. Por lo que otra de las actividades consiste en recolectar frutos, semillas de cacao y cosecha de marihuana, o ganja, como ellos le llaman, la cual a partir de 2015 es legal para su uso medicinal.

La Camara baja de Jamaica autoriza poseer hasta 57 gramos de marihuana, el cultivo de 5 plantas y permite a los rastafaris usarla con fines religiosos.

King Toto, uno de los miembros de la villa indígena, explica que el consumo de esa hierba es considerado como un acto sagrado, “fumar ganja es un acto positivo hacia el Creador, donde se realiza el poder de la meditación y se revela la presencia divina que vive dentro de cada ser humano”. Además, defienden la marihuana al argumentar que no es una droga, porque no es un fármaco, lo que implicaría la mano del hombre. “Es una planta que se siembra, germina, crece y
da sus frutos, es una creación en la que está implicado Dios Todopoderoso”, argumenta Toto.

Otra actividad que se puede hacer es la elaboración de instrumentos musicales y artesanías. Los visitantes son guiados por King Tebah, otro de los miembros de la aldea y experto en la producción de tambores y maracas. Esos instrumentos son utilizados para la actividad que le da fin a la visita, en la que al ritmo de cánticos de origen africano, es posible formar parte de un circulo musical que los rastafaris hacen para despedir a los viajeros.

Significados culturales:

Rastas: Los dreadlocks o rastas en el cabello las utilizan para acercarse a la figura del León de Judah que forma parte de la bandera de Etiopía. El cabello de los Rasta simboliza la melena del León o el voto nazareo.

Ganja: La utilización de esa hierba es sagrada porque proviene de la madre tierra y se dice que cuando falleció el Rey Salomón de Israel, de quien desciende la máxima divinidad de los rastafaris, en su tumba creció una planta de marihuana.

Colores:
Verde: representa el color de la naturaleza.
Amarillo: significa la riqueza de su tierra.
Rojo: simboliza la sangre derramada por los mártires negros que han luchado por la ideología Rastafari.
Negro: este no forma parte de la bandera de Etiopía, pero se utiliza para representar el color del pueblo africano.