Redescubre Oaxaca a través de la obra de Toledo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Redescubre Oaxaca a través de la obra de Toledo

COMPARTIR

···

Redescubre Oaxaca a través de la obra de Toledo

Existe una ruta para conocer la historia, dibujos, impresiones, pinturas, esculturas, grabados y cerámicas del artista mexicano.

EISA MULTIMEDIOS | Isabel Gordoa
14/05/2018

Uno de los motivos por el que los turistas visitan Oaxaca es por ser la capital del talento artístico. Grandes pintores de renombre como Rufino Tamayo, Rodolfo Nieto, Francisco Gutiérrez, Rodolfo Morales y Francisco Toledo son originarios del destino.

Desde la década de los ochenta, la ciudad comenzó a poblarse de galerías, museos y centros culturales que favorecieron el desarrollo de una atmósfera artística única en nuestro país.

Uno de los principales promotores del arte en la urbe es el maestro Toledo, sus huellas se encuentran por toda la ciudad. Además de ser un luchador social, ambientalista e impulsor cultural, es quizá el artista plástico mexicano más importante en la actualidad.

Asimismo, cuenta con varias propiedades en el destino; casi todas adecuadas para difundir la cultura y las artes de su estado natal.

Para los amantes de su obra existe una ruta que muestra sus dibujos, impresiones, pinturas, esculturas, grabados y cerámicas, al igual que su historia.

El recorrido inicia en el Museo de Arte Contemporáneo (MACO), inaugurado por iniciativa de Toledo el 28 de febrero de 1992. En su primera exposición reunió a los pilares de la pintura oaxaqueña, entre los que destacan Tamayo, Nieto, Gutiérrez y Morales, así como algunas de sus obras.

A partir de entonces, la casona de cantera verde del siglo XVII realiza constantes exhibiciones nacionales entre los que destacan Julio Galán, Magali Lara y Gilberto Aceves Navarro, al igual que internacionales como Mona Hatoum, Janet Mullarney, Francis Alys y Juan Hidalgo, entre otros.

Para los que prefieren el arte nacional, el Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO) además de exponer varias de las pinturas de Toledo, muestra obras de artistas de talla internacional, así como nuevos talentos.

En la esquina de las calles de García Vigil e Independencia se ubica ese edificio del siglo XVII, de arquitectura sobria, construido con cantera verde y altura mesurada como el resto de los inmuebles de Oaxaca.

Al llegar, un gran mural se exhibe en su entrada, después se puede admirar pinturas de Rodolfo Morales, José Luis Cuevas y Guillermo Olguín, entre otros artistas.

Y qué mejor que visitar la propiedad donde vivió gran parte de su vida, lo que ahora se le conoce como el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca. El museo y biblioteca cuenta con cinco salas de exhibición, tres áreas de biblioteca, un patio central y el café del IAGO, con servicio de cafetería y restaurante especializado en platillos típicos de la gastronomía oaxaqueña.

La casa fue donada al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) por la familia Toledo, con el propósito de crear un espacio idóneo para difundir el arte y exhibir la colección gráfica que Toledo comenzaba a formar.

Artistas por un día

El trayecto continúa hasta el Taller Arte Papel de Oaxaca. Aunque la finalidad es utilizar ese material para hacer obras de arte, también se usa para elaborar artesanías como papalotes, libretas y joyería, mediante materiales naturales como corteza de árbol, ramas, algodón, fibras y pigmentos, en el que cualquier turista puede participar y realizar su propia obra de arte.

Para finalizar, se visita el Centro Fotográfico Álvarez Bravo, también propiedad de Toledo. De acuerdo al historiador de arte, Daniel Brena el museo fue dedicado para divulgar las colecciones y fotografías de diversos autores. En la actualidad cuenta con más de 18 mil obras fotográficas, las cuales están al alcance de historiadores e investigadores. Durante este mes hasta el mes de septiembre es posible encontrar una exhibición del fotógrafo Charle Harbutt.

En alguno de estos espacios, así como en el centro de Oaxaca es común encontrarse a Toledo. Se le puede ver caminando con su camisa blanca, siempre arremangado y pantalón de manta o gabardina, un hombre sencillo por fuera, pero con gran talento.

Arte, cultura, arquitectura y gastronomía definen a Oaxaca, un destino para todos los gustos.