¿Quieres ver las estrellas? Te decimos dónde ir en México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quieres ver las estrellas? Te decimos dónde ir en México

COMPARTIR

···

¿Quieres ver las estrellas? Te decimos dónde ir en México

Dentro del país existen varios lugares alejados de las grandes ciudades donde es posible ver con claridad las estrellas desde un campamento, o bien, ser parte de un tour o expedición astronómica.

EISA MULTIMEDIOS | Corina Tlali Ortega
09/08/2018
En los tours astronómicos te proporcionan telescopios, aumentos, filtros y adaptadores.

Viajar para observar el cielo se ha convertido en una práctica que con el tiempo ha ganado más adeptos, hasta ha surgido el término Turismo de las estrellas para referirse a ese segmento que busca vivir una experiencia sideral, pero sin despegar los pies de la tierra.

Existen destinos dentro y fuera de México, en los cuales se realizan estudios astronómicos de alto nivel, como es el caso de San Pedro Mártir, en el municipio de Ensenada, donde se localiza el Observatorio Astronómico Nacional.

Este observatorio no es de acceso al público general, pero la buena noticia es que los turistas que visiten el destino, con el simple hecho de estar ahí podrán disfrutar de un cielo repleto de estrellas y ver estrellas fugaces, las cuales tienen fama de hacer realidad los deseos.

Dónde ver las estrellas en México

Para realizar observación de estrellas fuera de las grandes urbes y ser testigo de algún eclipse o fenómeno astronómico, el mismo viajero puede desplazarse y llevar su propio equipo o ser parte de un tour o expedición astronómica, en la cual se proporcionen telescopios, aumentos, filtros, adaptadores y todo lo necesario para ver los astros celestes de día como de noche.

1. El desierto de Wirikuta, en San Luis Potosí, comprende 140 mil hectáreas y desde 1998 es parte de la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales de la UNESCO.

2. En la Sierra Negra de Puebla se encuentra en el Parque Nacional Pico de Orizaba, en donde descansa se encuentra, el Gran Telescopio Milimétrico.

3. Desde tiempos prehispánicos, Xochicalco, Morelos fue un centro de observación importante. Hoy en día aún se percibe la enormidad y misticismo que envuelve el estudio y contemplación de los astros.

4. La noche de las Estrellas, es una fiesta astronómica que se realiza México desde el 2009, en distintos puntos del país. Participan científicos, profesores y estudiantes de todas las ciencias, divulgadores profesionales, aficionados, entusiastas de la ciencia y artistas.

5. Parque Ecoturístico Sihunchen, en Yucatán es un sitio que conjuga vestigios arqueológicos, observación de cuerpos celeste y misticismo, no por nada los mayas son considerados los más grandes astrónomos de su tiempo.

¿Por qué no se pueden ver en la ciudad?

Al mirar el cielo desde cualquier punto de la ciudad, es común encontrarse con una bóveda oscura que apenas deja ver algunos débiles destellos de luz, como si las estrellas simplemente desaparecieran.

El motivo tiene nombre y apellido, se llama contaminación lumínica y se define como aquella luz que escapa por arriba del horizonte y de acuerdo con el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se define como el flujo luminoso que escapa por el horizonte, proveniente de fuentes artificiales de luz, ocasiona el aumento del brillo del cielo nocturno y su impacto afecta la vida silvestre, la economía y la investigación astronómica, pues disminuye en 90 por ciento la visibilidad de los cuerpos celestes.

El Centro de Estudios Geológicos de Potsdam, en colaboración con el Instituto de Astrofísica de Andalucía, determinaron que “la denominada contaminación lumínica crece un 2.2 por ciento anual, y cada año que pasa el planeta es más brillante en extensión e intensidad”.

Fuera del país

Un destino internacional famoso por la observación de astros es Atacama, en Chile, sitio donde se encuentra el telescopio ALMA, considerado el más potente del mundo, cuyo objetivo es investigar cómo nacen las estrellas.

Aunque no se puede acceder a él, el sitio tiene un cielo despejado y es posible ver estrellas como en ninguna otra parte del mundo.