Viajes

Orlando sin Mickey

Contrario a lo que muchos piensan, Orlando, Florida, es un destino que tiene diversas opciones turísticas además de los parques de Disney. La visita incluye una rueda de la fortuna de
122 metros de alto, museos y el parque de Lego más grande
del mundo.
Nallely Campos | EISA Multimedios
02 agosto 2017 21:4 Última actualización 02 agosto 2017 21:4
Orlando Eye

I-Drive 360 es un complejo cuyo principal atractivo es una rueda de la fortuna de 122 metros de altura conocida como Orlando Eye. Foto: Cortesía de Official Orlando Eye


Cultura, gastronomía, música y magia son los elementos que conforman Orlando, Florida, uno de los destinos preferidos por los turistas tanto nacionales como internacionales. Éstos acuden motivados por las experiencias que se viven dentro de los parques de diversiones, los cuales brindan la sensación de estar en un mundo de fantasía y permiten, por momentos, alejarse de los problemas.

Sin embargo, en Orlando los parques de diversiones no son el único atractivo, pues en el destino los melómanos, amantes de la cultura y aventureros encontrarán algo qué hacer.

El recorrido inicia en I-Drive 360, situado en International Drive, cuyo principal atractivo es una gran rueda de la fortuna conocida como Orlando Eye, misma que durante 30 minutos ofrece una vista panorámica de los alrededores a una altura de 122 metros. Lo recomendable es realizar esta experiencia al atardecer, cuando el sol pinta el cielo de varios colores y la ciudad se ilumina.

Y para los que buscan algo más de cultura, la opción es el museo Skeletons Animal Unveiled, que exhibe 450 esqueletos de animales que Jay Villemaret, su fundador, coleccionó a lo largo de 25 años. O bien, pueden visitar el famoso museo de cera Madame Tussauds, o ver tiburones y todo tipo de vida marina en el Sea Life Aquarium.

1
Joyas y color


Capilla de Tiffany


Caminar entre las calles llenas de cafés, restaurantes y tiendas de diseño en el barrio de Winter Park es otra sorpresa. Allí se organizan varios festivales, mercados callejeros y la festividad de San Patricio.

Esta zona acoge al Morse Museum of American Art, sede de la mayor colección de la obra de Louis Confort Tiffany, uno de los diseñadores más creativos de finales del siglo XIX, creador del telón de Bellas Artes de la Ciudad de México, e hijo del afamado joyero Charles Lewis Tiffany.

La colección del museo incluye joyería, cerámica, pintura, vidrio soplado, vitrales de varios tamaños y lámparas de vidrio emplomado. Las obras más importantes son la Capilla interior, la cual se construyó para la Exposición Mundial de Columbia en Chicago en 1893, y los objetos arquitectónicos que el artista hizo para su casa de Long Island, el Laurelton Hall.

Finalmente, para quien desee pasar un día tranquilo fuera del bullicio de los parques, la opción es visitar una de las atracciones de apertura reciente: Crayola Experience, situada en el Florida Mall. Allí, tanto los niños como los adultos pueden pasar el día entero en los juegos interactivos que ayudan a descubrir la magia del color.