Escapada a la Sierra Gorda de Querétaro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Escapada a la Sierra Gorda de Querétaro

COMPARTIR

···

Escapada a la Sierra Gorda de Querétaro

La naturaleza alrededor del Pueblo Mágico de San Joaquín está conformada por ríos, grutas y cascadas donde se puede practicar actividades de aventura.

EISA MULTIMEDIOS
25/05/2018
La cascada El Chuveje tiene una caída de agua de 50 metros de altura.

A cuatro horas de la Ciudad de México está la Sierra Gorda Queretana, donde se encuentra San Joaquín, Pueblo Mágico ubicado en medio de la naturaleza; entre montañas, árboles y ríos, y en el que también es posible degustar alimentos locales y frescos.

La Gruta Los Herrera localizada a dos kilómetros de la cabecera municipal es uno de sus atractivos. Para llegar a la entrada de la cueva conocida como el Ojo del Diablo, por su forma, es necesario descender diversos escalones.

En el interior se camina entre estalactitas y estalagmitas, así como formaciones rocosas que con imaginación e ingenio del guía es posible encontrarles figuras de personajes, animales, actividades y objetos, entre otras.

Se puede observar desde un cocodrilo, un San Judas Tadeo en la Sala del Monje, una pareja bailando, hasta las figuras del imperio romano. Alrededor de 40 mil personas al año visitan ese sitio, donde sólo se pueden recorrer 30 metros.

Placeholder block

Pinal de Amoles

En el municipio de Pinal de Amoles es posible visitar zonas naturales donde el elemento principal es el agua, la primera es una parte del Río Escanela, que conduce al Puente de Dios.

Para llegar se cruza por la localidad de Ahuacatlán de Guadalupe, tomando la carretera 120, San Juan del Río-Xilitla en donde se lleva a cabo el Festival de Huapango, el segundo fin de semana del mes de octubre; dura toda la noche y se hacen topadas, cantos entre dos bandos.

La gente amanece con bailes hasta que el cuerpo aguante. En Puente de Dios es posible practicar senderismo por un camino de tres kilómetros.

Conforme se avanza el paisaje se vuelve más espeso, el arroyo que en ocasiones tiene agua de tonos azul turquesa está cubierto por árboles, hasta llegar al Cañón de la Angostura.

Unas estructuras de madera en forma de escalera que funcionan como puentes, permiten cruzar el río de un lado al otro hasta llegar a la poza azul, un cenote abierto creado por nacimientos y escurrimientos de agua con una profundidad de 20 metros.

La corriente lleva hacia un hueco entre dos paredes de roca donde se localiza una caverna. Al entrar es posible observar una grieta por donde entran los rayos del sol que en ocasiones forman un arcoíris. El paso lleva a otras pozas al aire libre que conforman al río Tamasopo, a ese pasadizo se le llama Puente de Dios.

Para comer es posible hacerlo en El Milagro en la comunidad de Escanelilla, para después seguir por la carretera rumbo a Jalpan y recorrer un camino de terracería de cuatro kilómetros a la orilla de un río hasta llegar a la cascada El Chuveje, con una caída de agua de 50 metros de altura. Allí se puede nadar, acampar y practicar senderismo.