El restaurante donde los ojos no están invitados
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El restaurante donde los ojos no están invitados

COMPARTIR

···

El restaurante donde los ojos no están invitados

En Suiza existe un restaurante en el que los viajeros deben comer en completa oscuridad con los ojos vendados.

El objetivo del lugar es generar conciencia sobre la vida de las personas con discapacidad visual.

EISA MULTIMEDIOS | Nallely Campos
08/05/2018
Actualización 08/05/2018 - 15:08
Los clientes son atendidos por personas con alguna discapacidad visual.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando la luz desaparece, la imaginación vuela hacia lugares terroríficos, en esa situación, la desconfianza llega por temor al no saber qué se encuentra entre las sombras.

Para superar ese miedo, una buena opción es cenar en completa oscuridad en el restaurante Blindekuh, ubicado en Zurich, Suiza.

En él los clientes deben identificar los cubiertos y la forma de sostenerlos sin usar su vista.

El lugar fue concebido con la idea de que las personas que gozan de una vista normal experimenten la vida de una persona ciega.

Otra de sus particularidades es que los clientes son atendidos por personas con alguna discapacidad visual. También se ofrecen eventos culturales como conciertos o lecturas.

Al llegar los visitantes deben colocar sus maletas y abrigos en los armarios y deshacerse de todo lo que pueda emitir luces como teléfonos celulares y relojes.

Además hay menús sorpresas para los que se requiere reservación.

El restaurante se abrió en 1999 y fue el primer establecimiento de su tipo en el mundo, hasta que en 2005, se inauguró uno más en Basilea.

A pesar de que los comensales, disfrutan del menú bajo la sensación de que están en completo aislamiento, no están solos, ya que el personal de servicio los guía en todo momento para garantizar que la experiencia, además de nueva, sea agradable y les ayude a reconocer cómo es la vida de los ciegos, así como finalizar la actividad en completo silencio.

Blindekuh ha ganado varios reconocimientos a nivel internacional, entre ellos el Premio de Innovaciones Sociales del Instituto de Innovaciones Sociales de Londres.

Y no se preocupe por la factura, esa sí se puede ver y se paga en la recepción, donde hay una completa iluminación.