Viajes

El 'Mundo Jurásico' podría volverse realidad 

En Siberia, el hallazgo de los restos de un mamut llevó a científicos a querer clonar la especie y mostrarla en un parque.
Alonso Gordoa | EISA Multimedios
01 septiembre 2017 19:59 Última actualización 01 septiembre 2017 20:16
Pleistocene Park

Foto: Mauricio Antón

Hace unos 10 mil años, las praderas del norte de Yakut, también conocidas como Mammoth-tundra, estaban pobladas por diversas especies herbívoras como mamuts lanudos, caballos salvajes, renos y bisontes. Los cuales podrían ser traídos de nuevo a la existencia y colocados en un "Mundo Jurásico" de la vida real en Siberia, un sitio donde los viajeros podrán observar a estas especies prehistóricas.

Un equipo internacional de expertos de Suecia, América, Canadá y Estados Unidos planea utilizar los genes de un ejemplar de mamut que fue encontrado congelado, el cual se extinguió hace 27 mil años, para la futura clonación de la bestia extinta en un área protegida. Pleistocene Park es el nombre de la reserva natural situada en el río Kolyma en la República de Sajá, en el extremo este de Rusia, cerca del estrecho de Bering y del mar de Siberia. Actualmente se está ejecutando un proyecto en este lugar para recrear las condiciones ambientales en la época de la edad de hielo, incluyendo las praderas.

El parque es un centro para científicos y estudiantes internacionales que llegan de todo el mundo para llevar a cabo sus propias investigaciones, experimentos ecológicos y excursiones, por lo general durante el verano.

Los experimentos con reintroducciones de animales al lugar se iniciaron en 1988 en un área de 16 kilómetros cuadrados que pretenden convertirlo en el hogar potencial para una población de mamuts o elefantes nuevos.

Gracias al cambio climático y los procesos geológicos asociados, afectaron la composición química del suelo y del agua en el hábitat de los mamuts, efecto que los llevó a sufrir escasez crónica de minerales, lo cual provocó su extinción. Y con esta iniciativa lo que buscan es reemplazar los ecosistemas improductivos actuales por pastos altamente productivos que tienen tanto una gran densidad animal como minerales necesarios para la supervivencia de la especie.

Con diversos estudios científicos aplicados por la Universidad de Harvard y el Museo Sueco de Historia Natural en Estocolmo se llegó a la conclusión de que será posible recrear a los mamuts dándole a elefantes asiáticos suficientes genes de la especie prehistórica para que pueda sobrevivir el frío extremo en el Ártico.

Eso no significa que el animal pueda ser clonado como lo hacen con los dinosaurios en la película de Jurassic Park, para eso se necesitarían células vivas. Pero los científicos están seguros de que pueden insertar genes gigantescos en células vivas de elefantes, esencialmente intercambiando fragmentos de ADN donde la secuencia del elefante difiere del mamut, y crear un cruce entre las dos especies, convirtiéndose en una variedad de "elefante peludo".