Viajes

Cena con 'Frida Kahlo'

En Playa del Carmen se vive una experiencia gastronómica simulando la compañía de la artista, mientras se observa un mapping de 360 grados con sus obras. 
Bedilia Brizuela | EISA Multimedia
12 octubre 2017 18:23 Última actualización 13 octubre 2017 14:43
Restaurante Frida Kahlo Playa del Carmen

Foto: Cortesía del Restaurante Frida Kahlo

Después de un recorrido que muestra la vida de la reconocida pintora mexicana Frida Kahlo, en un edificio ubicado entre la 5ª y la 4ª Avenida de Playa del Carmen, existe la posibilidad de formar parte de una experiencia gastronómica audiovisual alrededor de su historia.

La idea es conocer no sólo la obra de la pintora, sino también parte de su vida y degustar en seis tiempos, platillos tradicionales mexicanos mientras se observa un mapping de 360 grados frente a una mesa que puede acoger a 16 comensales.

En la Experiencia Frida Kahlo los meseros salen al mismo tiempo, dispuestos a servir los platillos de forma rítmica, en medio de un ambiente musical colorido, festivo y representativo de la mexicanidad al estilo fiesta de Playa del Carmen.

En medio de alebrijes y fotografías se mezclan los elementos más distintivos de la vida y obra de la pintora, mientas que una mujer disfrazada de ese personaje es la anfitriona y la responsable de presentar cada tiempo.

El primero es el Claroscuro, un medallón de langosta sobre salsa de cerdo y coco, acompañado con Chardonnay mexicano. Le sigue el Viva la vida, una ensalada fresca con sandía, yogur cremoso y sorgo de mango, albahaca y queso Chiapas.

Los demás hacen alusión a los alebrijes con una brocheta de cangrejo y una paleta de caramelo en la que hay incrustadas hormigas chicatanas; el arte de Frida es una paleta de pintura con varias carnes, salsas y pinceles que están allí para pintar el plato; también hay una barbacoa la cual se sirve con tortillas, acompañada de un tequila.

El último tiempo es el postre que viene en una caja, es de queso y cajeta que dicen era el favorito de la artista, se complementa con un café de olla.

Las recetas tiene más detalles, pero cada comensal debe descubrir su sorpresa. Hay también un espectáculo de hielo sobre la mesa y siempre aparecen imágenes iluminando a los platillos.

Se trata de una comida que, sin audio y visual no sería la misma y que celebra a la Frida con fiesta y color, más que con el dolor que le provocaba seguir viva.