Universidades

Universitarios mexicanos diseñan fraccionamiento de PET 

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Tepic diseñaron un fraccionamiento sustentable de 280 casas elaboradas con botellas de PET, proyecto que les valió el primer lugar en la Feria Tecnológica de Centro Paula Souza en Sao Paolo, Brasil.
Redacción 
15 diciembre 2015 14:30 Última actualización 15 diciembre 2015 21:57
conacyt


La pintura utilizada en las casas es 70 por ciento más barata que la convencional, ya que esta desarrollada a base de cal y pigmentos naturales. (Foto tomada de conacytprensa.mx)

Estudiantes mexicanos del Instituto Tecnológico de la Universidad de Tepic diseñaron un fraccionamiento sustentable con base en botellas de PET, lo cual los llevó a ganar el primer lugar en la categoría internacional de la Feria Tecnológica de Centro Paula Souza (Feteps) 2015 en Sao Paolo, Brasil.

El Fraccionamieno Eco-Sec Desarrollo Urbano Sustentable, ubicado en Tepic, Nayarit, alberga aproximadamente 280 casas; el modelo que se utilizó ya existe, sólo que se le realizaron modificaciones para que las edificaciones se asimilaran a las convencionales. Este sistema de construcción disminuirá el costo de las viviendas de 37 mil a 30 mil dólares.

“Los muros son del ancho de un muro convencional, para lograr ese grosor teníamos que cortar la botella y esto lo hicimos para que nuestras casas no parecieran diferentes a la vista; cuando nosotros planteamos este sistema constructivo, la primera incógnita fue cómo tapar la botella; lo que propusimos fue colocar una capa de mortero (combinación de cemento y arena)” y colocar un alambre recocido, de tal forma que sirviera de agarre entre la parte superior e inferior e hiciera una especie de candado”, dijo Marco Velázquez, estudiante de Ingeniería Civil.

Las botellas empleadas para la construcción de las viviendas serán rellenadas con arena generada por la excavación que ser realizará en la zona y se acomodarán en forma de panal de abejas.

El sistema de marcos de la casa se construirá con cemento para hacer las viviendas más seguras. El aplanado de arena, cal y cemento con el que serán cubiertos los muros de PET le darán un aspecto convencional.

1
 

 

IT


DISEÑO


El proyecto de viviendas para familias de clase baja-alta y media-baja, contempla construir las casas dejando un espacio considerable entre ellas por razones funcionales.

“Dejamos espacio a los lados (de las viviendas) porque ahora como se proyectan las casas es una junto a otra y eso impide la circulación del aire”, dijo en entrevista con el Conacyt Fabián Chavarín Santos, estudiante de Arquitectura

Además de aprovechar los materiales que hay en la zona para la construcción, se aprovechará la iluminación y ventilación natural. El diseño de las ventanas es con marcos inclinados para conseguir el rebote de los rayos del sol para así evitar el aumento de temperatura en el interior y que la iluminación deslumbre a las personas.

La pintura que se utiliza es 70 por ciento más barata
que la convencional. “(La pintura) es cal con pigmentos naturales y un producto que tiene la función de adherente”, mencionó Lourdes Vázquez, asesora del proyecto y profesora de la ITT.

Los universitarios también consideraron el tratamiento de aguas grises; a través de un biofiltro diseñado por la estudiante de Ingeniería Química, María José Lozano Cruz, se purificará el agua que resulte del uso domético, como del lavado de utensilios, ropa y la utilizada al bañarse.

La planta, que se bautizó con el nombre de Nea, purifica el líquido ya que es capaz de de consumir entre el 70 y el 95 por ciento de los contaminantes del agua; el líquido será almacenado para que los residentes puedan utilizarla, aunque no podrá ser bebida.

El proyecto se llevó a cabo por Ishi Zohar Mercado Velázquez, estudiante de Ingeniería Civil; María José Lozano Cruz, de Ingeniería Química; Fabián Chavarín Santos y José Ramón Zavalza Serratos, ambos estudiantes de Arquitectura.