Universidades

UNAM discute modelo de seguridad urbano para las mujeres

La activista Kalpana Viswanath, líder del programa Ciudades Seguras para Todas y Todos. Ciudades Libres de Violencia para las Mujeres, iniciativa que promueve condiciones igualitarias y seguras en las urbes, presentó en la UNAM los resultados y alternativas que arrojó su investigación.
Redacción 
20 febrero 2015 14:21 Última actualización 20 febrero 2015 14:37
ME.  Así trata el Silicon Valley a una mujer .

ME. Así trata el Silicon Valley a una mujer .

Para fortalecer el proyecto Investigación diagnóstica para la elaboración de un modelo de UNAM segura, integrantes del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, (CEIICH) organizaron la mesa redonda Propuestas feministas para la seguridad de las mujeres.

Esta iniciativa se desprende del programa regional Ciudades Seguras para Todas y Todos. Ciudades Libres de Violencia para las Mujeres, cuyas conclusiones se podrían instrumentar en la UNAM.

Kalpana Viswanath, activista y una de las expertas más reconocidas en el rubro, dijo que detrás del tema se encuentra el derecho a vivir en una urbe, el cual sólo se robustecerá si se promueven condiciones igualitarias para estudiar, trabajar y realizar actividades de forma segura y pacífica.

“Se trata de prevenir las agresiones, reducir el miedo y crear ambientes incluyentes en los espacios públicos. No podemos esperar a que las ciudades adquieran estas características, debemos diseñarlas así. Hay que enseñar a los planeadores urbanos a considerar la perspectiva femenina al realizar su trabajo”, apuntó.

LA SEGURIDAD FEMENINA, UN CONCEPTO AMPLIO

Para Viswanath, la seguridad femenina es un concepto amplio que requiere despojarse de la discriminación, miedo y violencia, así como tener autonomía al ocupar espacios públicos.

En este marco, presentó los resultados de la investigación Ciudades incluyentes en género, realizada en cuatro poblados de diferentes países, culturas y costumbres: Rosario, en Argentina; Dar es Salaam, en Tanzania; Nueva Delhi, en India, y Petrozavodsk, en Rusia.

El programa (finalizado en 2014) midió la reacción en las cuatro urbes ante una práctica sumamente extendida como el hostigamiento sexual.

La también coordinadora de la organización Jagori señaló que las mujeres son acosadas en el transporte, así como en mercados y parques, lo que muestra que enfrentan esta situación en los lugares públicos más comunes, estableció.

¿Qué hacen las afectadas? Nada, arrojó el estudio. “Si el fenómeno se ha generalizado es porque no es tomado en serio por el gobierno, las autoridades o las víctimas. Buscamos determinar cómo abordar el problema, porque una cosa es definirlo y otra lidiar con él”, subrayó.

Tras señalar las diversas medidas de seguridad observadas en Nueva Delhi —algunas similares a las instrumentadas en México, como vagones especiales en el metro—, la experta destacó el uso de la tecnología, como la página web safetipin.com, que mediante una aplicación para smartphone advierte de lugares inseguros.

Esta página recopila datos de siete ciudades de la India, de Yakarta y de Nairobi, además de que cuenta con una traducción en español que ha tenido impacto en Bogotá. “Los invito a usarla y a opinar”, dijo.