Universidades

UNAM, ColMex e Inegi buscan generar iniciativas contra la pobreza

La UNAM, el ColMex y el Inegi inauguraron el seminario 'Los grandes problemas de México. Población, pobreza y desigualdad. ¿Qué hacer?', iniciativa que busca convertir el conocimiento de 15 expertos sobre el tema en propuestas y políticas tangibles.
Redacción 
05 agosto 2015 15:46 Última actualización 05 agosto 2015 16:8
pobreza

La carta de intención y el convenio de colaboración para la creación del seminario se realizó el 4 de junio del presente año. (Cuartoscuro)

Para analizar a la pobreza y la desigualdad desde diversos puntos de vista, el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED) organizó el seminario "Los grandes problemas de México. Población, pobreza y desigualdad. ¿Qué hacer?".

En la inauguración, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, aseguró que la pobreza y la desigualdad afectan la dignidad de nuestra colectividad. “No podemos sentirnos tranquilos al ver tales disparidades. Están en las calles, las ciudades, el campo, en el caso de las mujeres y los jóvenes, en la vida de los ancianos, en todo el país", expuso.

En el auditorio Jesús Silva Herzog del Posgrado de Economía señaló que aunque hay solución, no vemos resultados efectivos y eficientes en las medidas puestas en marcha. “No le hemos dado al centro del problema” y ello tiene efectos negativos en la democracia, la salud, la educación y el empleo.

El rector celebró que la UNAM, El Colegio de México (ColMex) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) hayan creado este seminario con cuatro grandes temas –entre ellos, la medición de la pobreza 2014–, con la participación de 15 expertos, de modo que las reflexiones sirvan para hacer llegar las opiniones para entender mejor lo que nos pasa y proponer vías en las que se pueda transitar hacia la solución.

Rolando Cordera Campos, coordinador del PUED y profesor emérito de la Facultad de Economía (FE), reconoció que la pobreza de masas sigue con nosotros y la desigualdad se arraiga como una manera de ser de la sociedad mexicana. “Ambas cuestiones son inaceptables”.

Desde la perspectiva del conocimiento sistemático y crítico, hay que preguntarse qué puede aportar la academia, aparte de glosar y criticar. “¿Podemos convertir el conocimiento en propuestas, en políticas? Es el reto”, consideró Cordera.

Este primer intercambio se debe convertir en una tarea sistemática de elaboración de propuestas y de búsqueda permanente de reciprocidad entre la academia y el Estado mexicano, mencionó el académico. 

En tanto, Javier Garciadiego, presidente del ColMex, explicó que el seminario es resultado de un convenio entre la institución que encabeza y la Universidad, colaboración que ya dio sus primeros resultados, y que es la más importante que ha firmado el Colegio.

Se trata de instituciones que se han ganado el respeto de la sociedad mexicana, sensibles a la problemática y con capacidad analítica, por lo que no había pretexto para unirse y enfrentar las grandes dificultades del país, dar opiniones, señalar posibles soluciones y responder siempre de manera rápida y coyuntural, refirió el también integrante de la Junta de Gobierno de la UNAM.

Para Eduardo Sojo Garza-Aldape, presidente del Inegi, los avances en materia de información estadística y geográfica deben estar al alcance y disposición de la población y sus instituciones, en particular, de los investigadores.

En una democracia es indispensable que la información no sólo esté en manos de los gobiernos, sino de los actores políticos y de la sociedad en su conjunto, y que todos tengan la misma posibilidad de acceder a ella. La de carácter oficial tiene las características de un bien público, mencionó Sojo.