Universidades

Tu smartphone se convertirá en tu oftalmólogo

Blink es un dispositivo que utiliza un smartphone para realizar exámenes de la vista y que sustituye a los aparatos utilizados por los oftalmólogos que sirven para medir la graduación de los lentes, el error de enfoque en el ojo y las dioptrías que necesita una persona. 
Redacción 
22 abril 2015 17:41 Última actualización 22 abril 2015 17:44
mit

El proceso de evaluación de Blink toma aproximadamente 20 minutos. (Foto tomada de technologyreview.com)

Tú próximo examen de la vista podría ser realizado por tu smartphone y no por tu oftalmólogo. Blink, un dispositivo que se lanzó hoy en Nueva York, sirve para hacer exámenes de la vista en la comodidad de la casa y la oficina por 75 dólares.

Según un artículo del MIT Technology Review, dichas evaluaciones serán administradas por un técnico que utilizará un trío de dispositivos de mano que sustituyen al autorefractómetro, medidor de lentes y al foróptero que se usa el oftalmólogo para evaluar la visión. El técnico enviará los resultados a un optometrista, y en caso de necesitar una prescripción, un correo será enviado al usuario con ella.

Las herramientas para hacer exámenes de la vista de Blink incluyen un dispositivo que parece un view-master, que con un smartphone insertado en él, hace el trabajo de un autorefractómetro y mide el nivel del error en el enfoque de cada ojo. El dispositivo usa una app que muestra en la pantalla del teléfono rayos rojos y verdes de la luz que brillan en los ojos. Después el usuario tiene que alinear estos rayos con un marcador, y a través de esto la app evalúa el error de refracción, de manera que mide la diferencia entre dónde están colocados los rayos en la pantalla y cuánto tuvo que adaptarlos el usuario.

Otro dispositivo de la compañía usa un smartphone para hacer el trabajo de un medidor de lentes, o en otras palabras del aparato que mide la graduación de los lentes que utilizas. Para hacer esto, el celular se coloca en el dispositivo. Después los lentes son insertados entre el celular y el dispositivo, y a través de una app se toma una imagen de un patrón debajo de la lente de las gafas con la cámara del teléfono.

El tercer dispositivo hace la labor de un foróptero, el cual sirve para determinar la graduación específica que la persona necesita en sus micas al ofrecer al usuario diferentes vistas con diversos lentes, con esto se determina con cual filtro ve mejor, y cuál es la necesidad del usuario.

1
 Foróptero

 

foróptero


El proceso de evaluación de Blink toma aproximadamente 20 minutos. Si la app determina que necesitas lentes, los técnicos enviarán los resultados a un optometrista que enviará la prescricpción en menos de 24 horas.

Blink es un producto de EyeNetra, una startup que ha trabajado durante años con smartphones conectados a dipostivos para realizar exámenes visuales. Según un artículo publicado en la página del MIT Technology Review, la idea detrás de Blink es hacer los exámenes de la vista menos costosos rediseñando el equipo que comúnmente es usado por los optometristas para evaluar la visión.

Las herramientas de Blink se unen a un gran número de gadgets que se conectan al Smartphone para hacer más simple y barato el diagnóstico de problemas de salud. Eventualmente esto podría reducir los costos de las evaluaciones médicas además de hacer más fácil para la gente el obtener ayuda médica, inclusive si no están cerca del consultorio de un doctor o de un hospital.

El cofundador y jefe de producto de blink, David Schafran, dijo en entrevista con el MIT que ha medido sus dispositivos por más de 1 año y ha probado que esta herramienta es tan útil como ir a realizarse un examen al consultorio de un doctor. “No hay diferencias importantes entre nuestro análisis y el que comúnmente se hace actualmente”, agregó.

Blink ofrece, por ahora, sólo exámenes visuales para prescripción de lentes, y sólo en algunas colonias de Nueva York, pero Schafran dijo que planea expandir el servicio a otras ciudades.