Universidades

¿Tienes un idea para una startup? Esto te interesa 

La firma de administración de fondos Wesley Clover Internarional impulsará ideas de negocios de estudiantes de la Universidad Iberoamericana como parte de su objetivo de abrir 5 empresas al año en México.
Redacción 
23 enero 2015 14:46 Última actualización 23 enero 2015 14:54
Adiós a los passwords, lo nuevo es la autentificación biométrica

Las empresas que buscan proteger el acceso a sus sistemas y los servicios bancarios en dispositivos móviles, son los primeros en usar esta nueva tecnología de seguridad.

La firma de administración de fondos Wesley Clover International busca apoyar las ideas de negocios de los emprendedores de la Universidad Iberoamericana, como parte de su objetivo de ayudar a abrir cinco empresas al año en México, dijo el maestro Mario Vázquez Santamarina, director general de este fondo en nuestro país y académico de la Ibero.

Para hacer un primer acercamiento entre los estudiantes de la Ibero y Wesley Clover, Terry Matthews, el presidente de la compañía, impartirá en esta institución educativa la Conferencia "Creando y nutriendo startups exitosamente", el miércoles 4 de febrero, a las 17:30 horas, en el Auditorio José Sánchez Villaseñor.

Una vez elegidos los emprendedores, la firma introduce modelo de startups, y les muestra a los emprendedores  la experiencia de la “receta secreta” de Terence Matthews, quien desde 1972 ha fundado o fondeado cien empresas, 90 por ciento de las cuales han alcanzado el éxito como negocio.

Entre las empresas exitosas de Matthews se encuentran: Mitel Networks, Newbridge Networks y March Networks, todas ellas del sector de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC´s).

Lo que Wesley Clover busca es invertir en negocios constituidos por universitarios de diferentes carreras, para que unos desarrollen software, otros se aboquen a la mercadotecnia y las ventas, unos más a las finanzas y otras tantos a la administración.

Esta mezcla de formación, con personas que se complementan, brinda a las empresas mayores oportunidades de permanencia, pues en su experiencia Vázquez Santamarina ha observado que un gran número de negocios no sobreviven más de dos años porque sus fundadores eran amigos de la misma licenciatura, por ejemplo ingenieros electrónicos, que al momento de verse obligados a realizar otras actividades, como las administrativas, “pierden el amor a lo que estaban haciendo”.