Universidades

Politécnicos crean paleta helada con proteínas 

Universitarios del IPN desarrollaron una paleta helada a base de harina de aba, yogurt de búlgaros y mango que presenta un alto contenido de proteínas, vitaminas, minerales y lactobacilos que le puede proporcionar a los niños las proteínas y nutrición necesaria para su crecimiento.
Redacción
04 agosto 2015 15:11 Última actualización 04 agosto 2015 15:12
ipn

La paleta denominada Bul-Ice está elaborada con leche fermentada. (Cortesía)

Estudiantes politécnicos elaboraron una paleta helada que contiene harina de haba, rica en proteínas, vitaminas, minerales y lactobacilos benéficos para la salud con miras a fomentar el consumo de nutrientes en niños ya que en México los infantes de 6 a 12 años tienen deficiencias nutricionales por el bajo consumo de proteínas.

La formulación del producto, desarrollado por los alumnos del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidad Milpa Alta, del Instituto Politécnico Nacional, incluye yoghurt de búlgaros, mango y harina de haba.

La paleta denominada Bul-Ice está elaborada con leche fermentada que se caracteriza por el alto contenido de bacterias vivas que benefician el sistema digestivo.

Los estudiantes de la Licenciatura en Nutrición señalaron que las habas son ricas en proteínas vegetales, vitaminas C, A, E, B1 y B2, tiamina, niacina y folatos, además contienen minerales como potasio, fósforo, sodio, calcio, hierro, magnesio y zinc, así como antioxidantes, entre los que destacan la lecitina, colina, hidratos de carbono, fibra y betacarotenos.

“La proteína repercute en el crecimiento de los músculos y los lactobacilos ayudan a mantener saludable la flora intestinal. En el mercado no existe ninguna paleta que contenga yoghurt de búlgaros y por ello decidimos promover su consumo mediante este producto”, precisaron.

En cuanto al yoghurt, dijeron que los microorganismos que contiene resisten la acción del ácido gástrico y penetran hasta las más bajas divisiones del tracto gastrointestinal y de esa forma repercuten positivamente en la salud.

Explicaron que el mango tiene un alto contenido de fibra, la cual además de favorecer la digestión, calma el apetito. Este fruto posee antioxidantes, ya que contiene vitamina C y betacarotenos.

Mencionaron que algunas personas creen que la proteína sólo se obtiene de la carne, desconocen que también existe la proteína de origen vegetal. “De hecho, México ocupa el noveno lugar a nivel mundial en el cultivo de haba. Por ello, su consumo es una alternativa viable para reducir las deficiencias nutricionales ocasionadas por el bajo consumo proteínico”, afirmaron.

Los estudiantes que realizaron el proyecto son Eva Gabriela Guerrero Cadenas, Dulce Karen Juárez Rodríguez, Rubí Guadalupe Vázquez Villamar, Gerardo Padilla García y Daniel Ávila Pérez.

1
Introduzca el texto aquí

Introduzca el texto aquí

IPN