Universidades

Nanomedicina contra el cáncer con firma mexicana 

El investigador del Tecnológico de Monterrey, Guillermo Ruiz Esparza, desarrolló un nanodispositivo que ayuda a suministrar de manera más eficiente los medicamentos de manera que al ser inyectados viajan al tumor y entran a las células cancerosas para liberar dos medicinas.
Redacción
07 abril 2015 15:2 Última actualización 07 abril 2015 18:47
cáncer

Investigador del Tecnológico de Monterrey,  Guillermo Ulises Ruiz Esparza. (Foto tomada de Conacyt.mx)

Con el objetivo de hacer más eficientes los tratamientos para combatir el cáncer, Guillermo Ulises Ruiz Esparza, investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), desarrolló un nanodispositivo que ayudará a suministrar de manera más eficiente los medicamentos que se usan hoy en día contra esta enfermedad.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el especialista en nanomedicina explicó que se trata de una tecnología hecha a base de nanoestructuras, que al ser inyectadas viajan al tumor, entran a las células cancerosas y pueden liberar dos medicamentos de manera secuencial y espacio-temporal.

Según un comunicado del Conacyt el especialista dijo que existen diversos tratamientos, tanto para el cáncer como para otras enfermedades, que requieren un suministro preciso y diferido de dos fármacos en un área muy específica, para que estos puedan actuar en sinergia y ser más eficaces.

“Normalmente, los oncólogos tratan el cáncer suministrando la terapia en dos etapas: administran un primer fármaco que debilita y sensibiliza a las células cancerosas del tumor y 24 horas después suministran un segundo fármaco que genera un efecto citotóxico en dichas células”, explicó el inestigador.

“Debido a las diferentes propiedades fisicoquímicas y vías de administración de los medicamentos, es muy baja la probabilidad de que el primer fármaco llegue al tumor, y 24 horas después el segundo medicamento impacte a la misma célula tumoral previamente sensibilizada”, agregó Ruiz Esparza.

Por tal razón, a pesar del gran potencial que se ha demostrado que tienen los fármacos que hoy en día se emplean para combatir el cáncer, no han sido tan efectivos como se esperaba, comentó.

En cambio, con estas nanoestructuras se incrementa exponencialmente la cantidad de moléculas que llegan a los tejidos dañados; por tal motivo, las dosis serán menores y los costos disminuirán, agregó.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial; tan solo en 2012 se le atribuyeron 8.2 millones de defunciones.