Universidades

Los residuos de las fábricas, transformados en energía limpia

Especialistas de un instituto de investigación científica en San Luis Potosí crearon un sistema que transforma en energía limpia el vapor generado como residuo en las fábricas.
Redacción 
20 julio 2016 17:8 Última actualización 20 julio 2016 19:20
El gobierno y la industria de Japón están respaldando las tecnologías emergentes del carbón. (Bloomberg)

El gobierno y la industria de Japón están respaldando las tecnologías emergentes del carbón. (Bloomberg)

Emprendedores del Instituto Potosino de Investigación Científica (Ipicyt) diseñaron un sistema que transforma el vapor generado en las fábricas como residuo de procesos alimenticios en energía limpia.

Este proyecto de nombre CONENERGÍA consiste en la transformación y aprovechamiento de la energía residual de los gases de combustión de un motogenerador, y su conversión en energía eléctrica y térmica.

El sistema propuesto por el doctor José Fernando Orejel y el maestro en ciencia Crescencio Hernández, integra un motogenerador a base de gas natural, concentradores solares y un chiller de absorción, componentes que son monitoreados y regulados desde un panel de control en donde se controlan diversas variables.

Con este sistema se pueden generar hasta 450 kilowatts que pueden ser reutilizados en los mismos procesos de producción. También puede calentar, por medio de concentradores solares, mil 500 litros de agua que pueden ser enviados al área de calderas de la fábrica, y así optimizar el uso del combustible que se usa para calentar agua.


Además, con el calor removido de los gases de combustión, se pueden generar hasta 80 toneladas de refrigeración, que después se podrían utilizar para el sistema de aire acondicionado.

El proyecto funciona a través de gas natural, por lo que es amigable con el ambiente.

A pesar de que CONENERGÍA fue diseñado específicamente para una fábrica de procesos de alimentos, los emprendedores mencionan que se puede aplicar para industrias como la metalúrgica, agroquímica, metalmecánica, entre otras.

“Este proyecto puede ser implementado en cualquier empresa o industria que desee ahorrar al generar su propia energía eléctrica o aprovechar la energía térmica residual de sus procesos”, dijo Hernández Rosales en entrevista con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

1
 

Doctor José Fernando Orejel Pajarito

José Fernando Orejel Pajarito


En el tema económico, Hernández Rosales dijo que el tiempo previsto para el retorno de la inversión es de tres años y medio. El motogenerador eléctrico tiene 10 años de vida promedio y los demás componentes pueden servir de manera óptima hasta 20 años.

CONENERGÍA fue elaborado a través de la colaboración entre investigadores del Ipicyt en San Luis Potosí y una empresa del sector alimenticio.