Universidades

Ven época de cambios importantes en modelos educativos

La producción de conocimiento y la tecnología están colocando a las universidad en la necesidad de hacer los cambios más drásticos que haya realizado en su historia. En un análisis en el Coloquio Perspectivas de los Modelos Educativos ante los Retos del Siglo XXI Axel Didriksson explica esta diversificación. 
Redacción 
10 diciembre 2014 14:56 Última actualización 10 diciembre 2014 21:38
UAM

Algunos países como Bolivia han empezado a impulsar modelos universitarios de educación superior alternativos como las universidades multiculturales que incluyen a los grupos indígenas que existen en el país. (Cortesía)

Las universidades están viviendo un proceso de cambio lo que implica la apertura de las mismas en muchos sentidos.

En un análisis en el Coloquio Perspectivas de los Modelos Educativos ante los Retos del Siglo XXI, el doctor de la UNAM, Axel Didriksson planteó la idea de que la producción de conocimiento y la transferencia de tecnología están colocando a la universidad en la necesidad de hacer “los cambios más radicales que se hayan tenido a lo largo de su historia”.

El coloquio abrió el debate para la discusión de modelos, esfuerzos de innovación e incluso para la puesta en marcha de políticas públicas.

El doctor explicó que los modelos se han diversificado y hoy existen por lo menos cuatro.

1) El primero es el de “clase mundial” seguido por países como China, India, Singapur, Corea, Nueva Zelanda, Taiwán y se caracteriza porque sus clases tienen que ser en inglés. Su modelo de financiamiento es público privado, auspiciado por fundaciones u organismos no gubernamentales. En esta modalidad se da una gran movilidad académica y estudiantil alrededor del mundo. Son universidades de investigación generalmente. En China se crearán 200 de estas instituciones en los próximos 20 años, señaló Didriksson.

2) "El capitalismo académico o cognitivo" es el modelo que se utiliza en el MIT y en Harvard, basado en subsidios del estado, pero también financiado con recursos privados orientados a la investigación dirigida a la innovación tecnológica de las empresas. En México y en Chile este modelo se está desplegando de forma creciente.

3) El tercer modelo es el “integracionista” que plantea un espacio común único de educación superior que ejerce la movilidad de estudiantes de manera obligatoria haciendo que el diploma de titulación se le otorgue al estudiante por la universidad a la que se mueve. Este esquema promueve muchos proyectos comunes entre las universidades en las que se desarrollan los convenios.

4) El modelo “autonómico” es el que predomina en America Latina el cual es subsidiado por el Estado, es muy bajo en ciencias y crecientemente privatizado, y se enfoca en carreras concentradas en siete u ocho áreas.

Algunos países tienen 75 por ciento de su cobertura en instituciones privatizadas como Brasil, Colombia, El Salvador, Ecuador. Otros tienen 80 a 90 por ciento de instituciones públicas, como Uruguay, Argentina, Cuba y otros cercanos al 50 por ciento como México, Costa Rica, Perú y Paraguay.

“las universidades tienen que internacionalizarse y hacer que vengan a ella profesores y alumnos de todo el mundo (…) abrir los programas, los cursos, los equipos de trabajo, establecer convenios de colaboración”, cuestión que sería benéfica en ciertas universidades del país y en algunos campus de la UAM, consideró Didriksson.

El investigador mencionó que la educación superior debería ser un derecho humano fundamental y por ende financiado por el Estado en si totalidad. Estados Unidos, Canadá, y otros países de la OCDE consideraron que la universidad no es un derecho social, sino un servicio.