Universidades

La UNAM transforma casa en Taxco en centro académico y de hospedaje

La "Casa Robin", ubicada en el centro de Taxco, Guerrero, fue donada a la UNAM para convertirse en un centro de enseñanza que pretende vincular las actividades del centro con sectores productivos como el turismo. Se ofertarán residencias académicas y artísticas con opción de hospedaje.
Redacción
04 noviembre 2014 13:15 Última actualización 04 noviembre 2014 20:52
Casa Robin

El inmueble perteneció a Ray Charles Ameen, médico norteamericano. (Foto tomada de dcgs.unam.mx)

La “Casa Robin”, ubicada en la zona centro de Taxco de Alarcón, Guerrero, fue donada a la UNAM para convertirse en un espacio de extensión académica del Centro de Enseñanza para Extranjeros (CEPE) con sede en esta localidad. El proyecto tiene como objetivo ofrecer servicios educativos, culturales y de alojamiento.

El inmueble perteneció a Ray Charles Ameen, médico y filatelista reconocido en su natal estado de Texas, Estados Unidos, y fue conferida por Sheryl Dakour Ameen Fiegel y Tina Ameen Cartwright, hijas del filántropo.

El Centro de Enseñanza Para Extranjeros-Taxco se comprometió a la conformación de un novedoso proyecto educativo y cultural, atractivo y económicamente viable para la “Casa Robin”.

Además de cumplirse tareas del ámbito académico en el inmueble, se pretende vincular las actividades con sectores productivos como el turístico enfocado a la salvaguarda y difusión del patrimonio cultural, así como también ofertar residencias académicas y artísticas con la opción de hospedaje.

Se pretenden organizar diversas actividades con la comunidad nacional e internacional como mesas redondas, investigación, encuentros, congresos, lecturas y simposios, entre otras.

El CEPE-Taxco recibió la donación a través de la sede de la Universidad Nacional en San Antonio, Texas, con el fin de reunir comunidades académicas y artísticas relacionadas con su misión institucional, así como beneficiar a los universitarios, estudiantes y a la población local.

José Antonio Vela, director de la sede en San Antonio, Texas, agradeció la donación del inmueble y señaló que, en manos de la UNAM, la “Casa Robin” se mantendrá en perfectas condiciones y estará bajo el mejor resguardo.

A la develación de la placa asistieron Eduardo Bárzana García, Francisco José Trigo Tavera y Leopoldo Silva Gutiérrez, secretarios General, de Desarrollo Institucional y Administrativo de la Universidad, respectivamente.