Universidades

La cáscara del café, la madera del futuro

Estudiantes de la UVM de Tuxtla elaboran diferentes productos con cáscara de café mezclada con otros ingredientes; el material que obtienen tiene propiedades similares a las de la madera lo que puede representar una alternativa para evitar la tala de árboles .
Notimex 
26 agosto 2015 18:29 Última actualización 26 agosto 2015 18:32
café

El proyecto de los alumnos de la UVM, ha sido presentado en diversos foros con gran éxito. (Bloomberg)

Macetas, accesorios de papelería, collares, artículos para el hogar, entre otros productos, son elaborados por alumnos de la Universidad del Valle de México de Tuxtla con la cáscara de café como materia prima.

Los jóvenes investigadores crearon un material versátil elaborado con base en la cáscara de café que emula a los conglomerados de la madera, con alta resistencia a la flexión, al quiebre por penetrabilidad (dureza), así como resistencia a la combustión por exposición al fuego (no inflamable). El sector privado y público han mostrado interés en el material.

Explicaron que utilizan el “cascabillo” o cascara del café, misma que se procesa mediante triturado, mezclándola con otros ingredientes, lo que da como resultado un material muy resistente a las inclemencias del medio ambiente, y que según sus creadores, “se podría decir que es el mejor sustituto de la madera”.

Los estudiantes de las carreras de Ingeniería en Mecatrónica e Ingeniería en Negocios y Tecnologías de la Manufactura, Armando Sánchez Luna, Sandra Grissel Reyes Vázquez y Adriana Díaz nombraron a su empresa MaderCaf “Construyendo la Innovación

MaderCaf es una empresa que preocupada por el medio ambiente en Chiapas, ha rescatado la cascarilla o cascabillo de café para elaborar materiales, tan resistentes y versátiles como los comprimidos de madera, comentaron los estudiantes. 

Creados desde una forma artesanal hasta industrial la resistencia del material no desmerece ante un conglomerado común.

“Se intenta reciclar la madera haciendo aglomerados, sin embargo, sigue siendo madera, árboles que ya no aportarán oxígeno; para sustituir la madera como materia prima en la elaboración de muebles, artículos de hogar y de la construcción, entre otros.

En los procesos de producción, transformación y comercialización del café, intervienen cerca de un millón de chiapanecos; se generan empleos y divisas, y es factor de desarrollo en 88 municipios del estado, comentó la docente.

“De ahí que aprovechar la cáscara del café en los artículos ya mencionados, resulta gratificante, porque hemos encontrado un sustituto a la madera”, concluyó la docente de UVM Campus Tuxtla, Silvia Patricia Selvas.

El proyecto de los alumnos de la UVM, ha sido presentado en diversos foros con gran éxito, por su filosofía de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente, procurando el bienestar y el desarrollo de las comunidades productoras de café de la región, apuntó el comunicado.