Universidades

Koko, una gorila que parece salida de 'El Planeta de los Simios'

Koko, una gorila famosa por usar lenguaje de señas para comunicarse con los humanos, ha dado señales de la utilización de lenguaje hablado prematuro, signos de comunicación que previamente se creían inalcanzables para su especie.
Redacción 
18 agosto 2015 18:54 Última actualización 21 agosto 2015 20:0
kokok

Se cree que Koko ha aprendido estos comportamientos porque vivie con humanos desde los 6 meses de nacida. (Foto tomada de http://www.koko.org/)

Koko, una gorila de 44 años famosa que tiene la habilidad de comunicarse con sus cuidadores a través de lenguaje de signos, mostró señas de utilizar lenguaje hablado prematuro. 

"Koko ha desarrollado comportamientos vocales y de respiración relacionados con la habilidad del habla que previamente se creían inalcanzables para su especie", dijo el doctor Pelman, quien ha trabajado con la gorila, al Daily Mail

De acuerdo a una nota de Quartz, los primatólogos creen que cada especie de simio tiene un "repertorio vocal" limitado, lo que se supone les impide aprender los sonidos que se encuentran más allá de cierto rango. Esta teoría sugiere que el desarrollo de lenguaje verbal es una característica única de los humanos. 

Marcus Perlman, un investigador de posdoctorado de la Universidad de Wisconsin, Madison, ha estado trabajando en la 'Gorilla Foundation', que es la casa de Koko desde 2011. "Llegué ahí con la idea de estudiar las gesticulaciones de Koko, pero mientras más videos veía de ella, observaba que tenía unos comportamientos vocales asombrosos", le dijo el doctor al Daily Mail. Estos son comportamientos aprendidos y no parte de el "típico repertorio de los gorilas". 

>


Los investigadores observaron a Koko soplando a una " frambuesa " cuando quería un regalo, sonando su nariz en un pañuelo de papel, tocando instrumentos de viento, soplar en unos lentes antes de limpiarlos con un paño y simulando conversaciones telefónicas con un teléfono en la oreja. 

"Ella no produce un sonido periódico cuando ejecuta estos comportamientos, lo hace cuando nosotros hablamos"..."pero puede controlar su laringe lo suficiente como para producir sonidos, en forma de gruñidos, de manera controlada", dijo el doctor perlman.

El especialista cree que todos los comportamientos los ha aprendido porque vivió con humanos desde los 6 meses de nacida.

"Ella no es más talentosa que otros gorilas, la diferencia son las circunstancias del entorno. Obviamente no ves cosas como estas en poblaciones salvajes de animales"

El comportamiento observado en Koko sugiere que la evolución de la capacidad de habla del humano se data de la época en que vivió nuestro último ancestro común con los gorilas, que se estima fue hace 10 millones de años.

Koko y el actor Robin Williams se conocieron en 2001 y tuvieron la oportunidad de convivir e interactuar, y se cree que reconoció al actor por que lo había visto en un video. Después de que Williams muriera, los cuidadores de la fundación le explicaron al gorila que el actor había fallecido a lo que ella respondió con lágrimas.