Universidades

UAM desarrolla la tecnología del futuro para volver a caminar 

Una tecnología que consiste en implantes polímericos semiconductores, capaces de reconectar las células de la médula espinal que pudieran haber sido afectadas por una lesión, está siendo desarrollada por investigadores de la UAM.
Redacción 
30 junio 2015 22:5 Última actualización 30 junio 2015 22:16
Ríos Castañeda

Hasta el momento ya han experimentado en changos con lesiones medulares, y se observó que al introducir el polímero el primate recuperó algunos reflejos. (Foto tomada de conacytprensa.mx)

Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de otras instituciones mexicanas desarrollan una tecnología que consiste en la fabricación de implantes poliméricos semiconductores capaces de inducir la reconexión entre las células afectadas de la médula espinal después de una lesión buscando que los pacientes recuperen la capacidad Motriz perdida.

“Son polímeros biocompatibles cuya estructura química se va repitiendo en forma de redes, es decir, el polímero se parece a las moléculas del cuerpo para que el sistema inmunológico no las rechace”, dijo en entrevista con el Conacyt,, Luis Camilo Ríos Castañeda, profesor-investigador de la UAM y mienbro del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN).

Ríos mencionó que los polímeros ofrecerán una alternativa de tratamiento al paciente con una lesión traumática en la médula espinal, “ya sea por mecanismos neuroprotectores, que evitan la muerte de neuronas, o de regeneración del sistema nervioso, que permitiría nuevamente la reconexión de las células después de una lesión traumática”.

El investigador dijo que este proyecto ya se ha llevado a experimentación en animales como primates y ratas. “Hasta el momento hemos implantado los polímeros en Macaco Rhesus después de una lesión traumática en la médula espinal”, explicó.

Según un comunicado del Conacyt, sobre los resultados obtenidos en dichos animales después de la aplicación del implante, se observó que al introducir el polímero se restablecieron las conexiones neuronales y el primate recuperó algunos de sus reflejos, detalló el científico.

El objetivo de los investigadores, agregó, es que cuando el implante se aplique en humanos ofrezca la posibilidad de reconectar la médula espinal con el resto del organismo y, junto con la rehabilitación, se recupere una parte de la capacidad motriz perdida.

El doctor Ríos Castañeda es uno de los científicos que participa en el desarrollo de estos implantes, junto con Roberto Olayo González y Juan Morales Corona, también de la UAM; Araceli Díaz Ruiz, del INNN; Hermelinda Salgado Ceballos, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); Guadalupe Olayo González y Guillermo Cruz Cruz, del Instituto Nacional de Investigadores Nucleares (ININ).