Universidades

Investigadora de la UNAM ‘siembra’ combustible en aguas residuales

La Dra. María Teresa Orta Ledesma aplica el método de potabilización de agua para generar combustibles eco amigables.
Redacción
09 octubre 2014 22:19 Última actualización 24 octubre 2014 17:22
Ozoflotación

Foto: Cortesía de María Teresa Orta Ledesma.

La investigadora María Teresa Orta Ledesma “siembra” microalgas en aguas residuales, ricas en nitrógeno y fósforo.

Luego, con la técnica de ozoflotación, que utiliza el ozono para separar un material sólido suspendido en el agua, la especialista del instituto de Ingeniería (II) de la UNAM separa y modifica la estructura molecular de estas plantas y extrae lípidos que transforma en biocombustible.

“Es algo nuevo en el país y en el mundo, pues desde la sustentabilidad reunimos tecnologías que utilizan y aprovechan el agua residual con otras que extraen lípidos de las microalgas para usarlas como biocombustibles”, explicó en un comunicado.

“La ozoflotación se utiliza para potabilizar agua , pero nosotros proponemos algo nuevo: aplicar el método a la separación de las microalgas cultivadas en aguas residuales”. Así, se aprovecharán las microalgas como biomasa para generar combustibles limpios, como el biodiésel y bioetanol.

El proyecto, que fue publicado recientemente en la revista Bioresource Technology, nació tras un estudio en Texcoco, donde fueron identificadas 30 especies de microalgas, de las cuales fueron elegidas tres: Desmodesmus sp, Scenedesmus sp y Chlorella sp.

“Se duplica su biomasa en 24 horas y tienen una buena cantidad de lípidos. Crecerlas en aguas residuales ayuda al ambiente, pues para lograr ese proceso captan dióxido de carbono y acumulan lípidos y carbohidratos”, explicó.

La investigación fue recientemente aprobada por la Secretaría de Energía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Proyecto SENER-Conacyt) y contará con financiamiento durante los próximos tres años.

Durante este periodo, la especialista en ingeniería ambiental realizarán estudios comparativos de las diferentes especies y buscara aumentar la producción de biomasa en la planta piloto.

“La idea es que en este tiempo logremos plantear una (planta) en el Instituto de Ingeniería para producir los biocombustibles”.