Universidades

Estos 'jarochos' buscan inmortalizar a México en certamen de la NASA

Un grupo de estudiantes de la Universidad Veracruzana busca salir triunfante en un concurso convocado por la NASA con un prototipo de submarino.
Redacción 
22 junio 2016 20:26 Última actualización 22 junio 2016 20:56
submarino

El prototipo de submarino puede sumergirse más de 100 metros. (Foto tomada de conacytprensa.mx)

En 2004, cuatro estudiantes mexicanos, que vivían en Estados Unidos como indocumentados, ganaron un concurso de robótica de la NASA imponiéndose a universidades como Stanford y el MIT, hecho que fue inmortalizado en la película “Spare Parts”. Ahora, tres estudiantes “jarochos” intentarán repetir esta hazaña en Houston, Texas.

“Después de ver la película, me dije: ¿Por qué no intentarlo nosotros?", le contó Adán Manolo Flores Gelis, joven que cursa la carrera de Ingeniería Mecánica en la Universidad Veracruzana, al Conacyt.

Cuatro jóvenes de Veracruz diseñaron el prototipo de submarino que representará a México en el concurso Marine Advanced Technology Education (MATE) de la NASA, una iniciativa que busca crear interés entre los estudiantes en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemática e impulsar al futuro de la fuerza laboral que estudiará los océanos.

El submarino con el que participarán es un vehículo operado a control remoto, se le pueden adaptar brazos mecánicos y otros accesorios dependiendo de la actividad que se busque realizar, y además se puede sumergir más de 100 metros.

1
 

 

Submarino. (Foto tomada de conacytprensa.mx)


El prototipo, que se construyó a lo largo de un año, fue el trabajo de tesis de Flores Gelis, pero al ver el potencial que tenía el proyecto, los jóvenes decidieron lanzarse y presentarlo en un escenario internacional.

“Cuando comencé esto, jamás imaginé que llegaríamos a presentar nuestro ROV (Remote Operated Vehicle) en una competencia de la NASA. No tenía la menor idea que existían concursos de esta categoría, donde nuestro proyecto fuera apto para participar”, comentó Adán Flores.

De acuerdo con el Conacyt, para lograr costear la construcción del diseño, los profesores que guiaron a los estudiantes y los jóvenes aportaron dinero de su bolsa y organizaron recaudaciones.

“Hicimos rifas, hubo donaciones, en realidad, toda la comunidad escolar y de docentes colaboró para lograr que este proyecto pudiera concretarse”, le dijo al Conacyt el maestro en ingeniería eléctrica Álvaro Vega de la Garza.

En el tema de los viáticos para acudir a la competencia y los gastos del traslado del vehículo marino, la Universidad Veracruzana realizo una vinculación con la empresa Talleres Navales del Golfo (TNG), empresa que compró el prototipo y material para construir y perfeccionar un nuevo ROV, el cual será presentado en la NASA y después entregado a TNG.

1
 

 

Submarino. (Foto tomada de conacytprensa.mx)


¿PARA QUÉ SIRVE?

Según la Asociación Mexicana de Mecatrónica, un ROV es un vehículo manejado de forma remota, operado con variables de radio, que facilita el estudio de las variables marinas.

El desarrollo de los veracruzanos podría servir también para el monitoreo de aguas marinas y puede ser usado para la reparación de buques o plataformas petroleras.

Los jóvenes que estuvieron involucrados en el diseño y la creación del ROV son Adán Manolo Flores Gelis y Ángel Alberto Hernández, estudiantes de octavo semestre de Ingeniería Mecánica, Joel Arciniega Barron, de la carrera de Ingeniería Eléctrica y Luis Gamboa Mendoza, de la carrera de Mecatrónica.