Universidades

Estos lentes están hechos de PET y son 100% mexicanos

Dos emprendedores mexicanos ganaron el Premio Global al Emprendimiento James McGuire 2015 con un proyecto que desarrolla armazones para lentes con las botellas PET recicladas. Con esta iniciativa buscan beneficiar a personas de escasos recursos.
Redacción 
09 julio 2015 19:18 Última actualización 09 julio 2015 22:9
lentes PET

ICH, la empresa de los jóvenes emprendedores, es la única a nivel mundial en crear armazones ecológicos de PET. (Imagen tomada de Youtube.com)

En la celebración internacional del Premio Global al Emprendimiento James McGuire 2015, llevado a cabo en Miami el pasado 10 de Junio; Roberto Alvarado Yañez y Adrián Ramírez Gómez, egresados de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), se alzaron con el primer lugar en la categoría de Egresados por su proyecto ICH, con el cual fabrican armazones para lentes con base en PET reciclado.

Por cuarto año consecutivo un proyecto realizado por alumnos de la UNITEC obtiene el primer puesto en esta competición. Los jóvenes emprendedores se hicieron ganaron 50 mil dls. para continuar desarrollando su empresa, con la que buscan beneficiar a personas de escasos recursos.

El proyecto de estos dos emprendedores, desarrollado en la Incubadora de Empresas de la UNITEC, consiste en la fabricación de armazones de lentes con base en plástico PET, con lo cual además de cubrir una necesidad en materia de salud, elaboran un producto de alta calidad a un bajo costo, con lo que se convierten en la primer empresa en México en ser productores de este tipo de producto y la única a nivel mundial en crear armazones ecológicos de PET.

“Somos un proyecto mexicano y lo que buscamos es crear lentes oftálmicos a través del reciclado de botellas de PET. Nuestro proyecto ICH es sustentable por sus bajos costos, además de ser ecológico al reciclar parte del plástico que se genera como basura; de esta manera hemos innovado en la industria de la transformación del PET, ya que actualmente son utilizados sólo para tres rubros: el reciclado de botellas, para ropa y el PET filme, para el área de rayos X”, comentó Roberto Alvarado.

“Nuestra misión es hacer de los armazones oftálmicos un producto más cómodo, más ligero, mucho más durable y, por supuesto, totalmente accesible para toda la población. Estos armazones son hasta tres veces más resistentes que otro tipo de lentes, por lo que son más duraderos que muchos otros; además por la disponibilidad de la materia prima con la que los fabricamos, así como su proceso de producción de bajo costo, podemos ofrecer precios más bajos a las personas que los necesitan”

Cada segundo en México se desechan alrededor de 7 botellas de PET, lo que al final del día desemboca en toneladas de basura, de la cual se recicla sólo el 15% del total en nuestro país. Debido a ello, esta materia prima es de fácil acceso, lo que reduce costos durante la producción del plástico con el que se elaboran los anteojos y permite ofrecer este producto a precios accesibles al público, hasta 80% menos que los lentes de pasta de buena calidad.

Además, estos emprendedores están conscientes de que ICH puede ser un proyecto en beneficio de toda la sociedad, por lo que “parte de las ganancias serán destinadas a programas a favor de la salud visual a través de la donación de lentes para las personas que no pueden pagar por ellos”, finalizó Adrián Ramírez.