Universidades

El poder de Xavier de los X-Men 'nace' en el IPN

Dos jóvenes del Instituto Politécnico Nacional desarrollaron un exoesqueleto que puede ser manipulado por la mente de los usuarios y que busca hacer caminar a las personas parapléjicas. 
Redacción 
14 junio 2016 14:47 Última actualización 14 junio 2016 23:52
Etiquetas
Charles Xavier

Los politécnicos tienen planes para mejorar su prototipo de exoesqueleto. (Imagen tomada de Facebook)

Unos jóvenes politécnicos materializaron el poder del doctor Charles Xavier de los X Men. Sí, lograron hacer que la mente mueva objetos, literalmente.

Los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional construyeron un sistema de exoesqueleto para personas parapléjicas que funciona a través de señales neuronales.

Está integrado por un neurotransmisor en forma de diadema, una aplicación para computadora y un exoesqueleto para miembros inferiores, que en conjunto permiten que las personas puedan mover las piernas con solo pensarlo.

El dispositivo EPOC, que es una interfaz cerebro-computadora, reconoce las ondas cerebrales y las transmite vía Bluetooth, de esta manera se identifican los movimiento que el usuario quiere realizar y la acción es enviada al exoesqueleto.

Nuestro cerebro vibra en cierto canal y genera una frecuencia. La diadema tiene electrodos que captan la actividad neuronal, de esta forma cada actividad pensada por el cerebro se puede vincular a una de las 16 actividades programadas en el exoesqueleto (caminar, levantarse, girar, etc.).

1
 

 

Exoesqueleto IPN. (Cortesía)

Las señales emitidas por las neuronas son transmitidas a una aplicación en Java, después son traducidas en instrucciones y enviadas a través de wi-fi a una trajeta Raspberry Pi, dispositivo en el que se programa cada activad a realizar y que tiene la capacidad de correr algoritmos y facilitar la movilidad del exoesqueleto que funciona con 6 motores.

Previo a la utilización de este sistema, el usuario tiene que realizar un breve entrenamiento con el neurotransmisor con el objetivo de aprender los comandos que mueven el exoesqueleto. Los especialistas mencionan en un comunicado que la persona tiene que tener “en la mente” (literalmente) la acción para que el dispositivo la realice.

1
 

 

Exoesqueleto IPN. (Cortesía)

Hasta el momento los jóvenes, quienes terminaron sus estudios en la Escom con este proyecto, dijeron que buscan hacer mejoras en el diseño y la capacidad de peso del mismo, además de que agregarán más actividades al prototipo y crearán un chaleco que funcione como soporte y complemento.

De acuerdo con cifras del Inegi, en México hay un total de 5 millones 739 mil 270 personas con discapacidad, hecho que movió a Martha Rosa Cordero López y a Marco Antonio Dorantes González a desarrollar este proyecto.