Universidades

¿Creías que podías morir de tristeza? Has vivido engañada 

El estudio Million Women Study, el cual tuvo como muestra a un millón de mujeres, demostró que ser infeliz no es malo para la salud sino que la enfermedad es algo que puede causar infelicidad.
Notimex
10 diciembre 2015 18:56 Última actualización 10 diciembre 2015 20:3
Ser infeliz no es malo para la salud. (Shutterstock)

Ser infeliz no es malo para la salud. (Shutterstock)

La creencia de que ser infeliz es malo para la salud de las personas, especialmente para el corazón, es errónea, concluye un nuevo estudio, según el cual en realidad sucede lo contrario, las enfermedades entristecen a la gente.

De acuerdo con un estudio prospectivo de mujeres, Million Women Study, una mala salud puede causar infelicidad porque las enfermedades elevan la mortalidad, pero estar triste o descontento no incrementa el riesgo de muerte.

Informes anteriores señalaban una reducción de la mortalidad asociada a la felicidad, es decir que las personas felices vivían más, pero investigadores británicos y australianos decidieron analizar esta causa-efecto.

En un artículo publicado en la revista científica The Lancet, los especialistas sugieren que esa relación podría deberse al aumento de la mortalidad de las personas descontentas debido a su mal estado de salud.

Para su estudio, que se desarrolló entre 1996 y 2001, especialistas británicos y australianos reclutaron a un millón de mujeres MAYORES DE 50 AÑOS y mantuvieron contacto con ellas vía electrónica a través de cuestionarios periódicos sobre su salud, felicidad y niveles de estrés.

El análisis de la información proporcionada por las mujeres mostró que existen factores perjudiciales para la salud como el estrés, las enfermedades o el estilo de vida, y que ello influye en el estado de ánimo de las personas.

Los resultados mostraron que no hubo ningún impacto en las posibilidades de morir cuando las mujeres “nunca”, “por lo general” o “mayormente” experimentaban felicidad, independientemente de su estado de salud.

“La enfermedad te hace infeliz, pero la infelicidad en sí no te hace daño”, afirma la doctora Bette Liu, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia.

“No hemos encontrado ningún efecto directo de la infelicidad o el estrés sobre la mortalidad, incluso en un estudio de 10 años en un millón de mujeres”, agregó.