TV
¡Hay pero que magnates tan generosos!

Ay, ¡pero qué magnates tan generosos!

Riqueza no es sinónimo de mezquino y estos cuatro multimillonarios lo demuestran.

Compartir