Tech

‘Wearables’ potenciarán
la huella digital de usuarios

El uso de dispositivos tecnológicos para vestir sería más fácil para las agencias gubernamentales o agencias de información obtener nuestros datos; a un buscador se le podría engañar, pero no a un dispositivo que utilizas en tu vida diaria, señalaron expertos.
Ana Martínez
09 julio 2014 22:20 Última actualización 10 julio 2014 5:0
Cabe recordar que en 2012, durante una pasarela la diseñadora presentó los Google Glass como un accesorio. (Tomada de net-a-porter.com)

Cabe recordar que en 2012, durante una pasarela la diseñadora presentó los Google Glass como un accesorio. (Tomada de net-a-porter.com)

Hacia 2020 los dispositivos tecnológicos de vestir, como los Google Glass y los relojes inteligentes, serán parte del mercado de consumo masivo y con ello se perderá el control sobre lo que se desea publicar en línea y lo que preferiría mantenerse alejado de los ojos del mundo.

El año pasado los ‘wearables’ tecnológicos conectados a internet sumaron 22 millones y de acuerdo con estimaciones de Cisco Systems, para 2020 habrá 36 millones de ellos a nivel mundial.

“Ya está sucediendo, nuestra huella digital ya es inmensa, pero cuando los Google Glasses se combinen con monitores cardiacos, consolas de Xbox con cámaras y micrófonos en la sala, nos conocerán mejor que nuestras familias”, comentó Mikko Hypponen, CEO de F-Secure.

Si bien estas tecnologías facilitan el acceso a distintos servicios al poder hacer ‘login’ (entrar) con una sola contraseña al vincularlos con las cuentas de Facebook o Google, también recopilan una gran cantidad de información personal de los usuarios que es utilizada por las firmas para estrategias de marketing.

“A Google no le mientes, cuando utilizas su buscador planteas la pregunta de forma directa para obtener la información que necesitas y están en combinación con los sensores que están conectados todo el tiempo, así que nos conocen perfectamente”, comentó el directivo.

Al constituir un camino de todas nuestras búsquedas e interacciones en el mundo digital, estos dispositivos con micrófonos y cámaras instalados simplifican la tarea de las agencias gubernamentales para espiar las comunicaciones de un usuario en específico.

Las personas están conscientes del espionaje gubernamental en todo tipo de comunicaciones a partir de las filtraciones del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense Edward Snowden.

Sin embargo, Hypponen señaló que en vez de indignarse, la mayoría de los usuarios piensan que si ellos no rompen la ley, entonces no tiene por qué interesarles.

“Es peligroso que tus comunicaciones, localización, contactos e incluso tus pensamientos de los últimos 20 años estén bajo su escrutinio”, comentó el experto en seguridad.

En México cerca del 50 por ciento de los internautas están dispuestos a sacrificar su privacidad a cambio de tener acceso a mejores servicios en línea.