Tech

Votación enfrenta a fundadores de Samsung con inversionistas

Accionistas de la compañía constructora Samsung C&T votarán este viernes sobre la propuesta de compra presentada por otra empresa de Samsung. Lo que enfrenta a la adinerada familia fundadora del consorcio con los accionistas minoritarios y fondos de inversión.
AP
16 julio 2015 15:22 Última actualización 16 julio 2015 15:22
Etiquetas
Samsung

(Bloomberg)

Una votación en compañías que forman parte del imperio Samsung enfrenta a la adinerada familia fundadora del consorcio con los accionistas minoritarios y fondos de inversión, en un desafío poco común al extendido poder de los conglomerados de negocios surcoreanos.

Accionistas de la compañía constructora Samsung C&T votarán el viernes sobre la propuesta de compra presentada por otra empresa de Samsung, Cheil Industries. La compra es crucial para la consolidación de un cambio en el liderazgo de la compañía que se presenta una vez en cada generación. Samsung es un conglomerado enorme que abarca a 67 compañías afiliadas y que tiene como punta de lanza a Samsung Electronics, fabricante de electrónicos y celulares.

El patriarca del emporio, Lee Kun-hee, está hospitalizado desde mayo y su hijo Lee Jae-yong ha asumido un papel de mayor importancia, pero carece de suficientes acciones en la empresa emblemática, Samsung Electronics.

La propuesta de compra de acciones le daría la suficiente cantidad de títulos sin obligarlo a gastar millones de dólares en adquirirlas de otros accionistas, pero el acuerdo encontró la oposición inesperada del fondo de inversión estadounidense Elliott Associates, poseedor del 7.1 por ciento de Samsung C&T, y que sostiene que los términos del acuerdo subvalúan su paquete accionario.

El resultado de la votación influirá en la que forma en que se percibe a Corea del Sur en el extranjero. El país ha sufrido críticas adversas porque las familias fundadores de las grandes empresas, conocidas como chaebol, ejercen demasiado poder sobre otras que cotizan en bolsa. Esas preocupaciones sobre gobernanza cuestionable y débiles derechos de los accionistas han provocado que inversores extranjeros den malas notas a acciones surcoreanas.

El acuerdo "tiene importancia económica para nosotros pero creemos que también es importante para los surcoreanos por la forma en que la gobernanza corporativa de Corea del Sur es percibida en el mundo", dijo Paul Singer, fundador de Elliott en una entrevista con CNBC.

En los días previos a la votación, Samsung C&T ha pagado anuncios en televisión y las portadas de los periódicos en los que pide a los accionistas pronunciarse a favor de la compra. También ha enviado a sus empleados a visitar accionistas, a quienes llevan jugo de mango y sandía.

Las cosas adquirieron un matiz más sombrío cuando publicaciones especializadas en negocios usaron recursos antisemitas para atacar a Elliot y su fundador. El miércoles Samsung C&T retiró caricaturas publicadas en internet que mostraban a Singer como un buitre con pico largo y afilado.

De aprobarse el acuerdo, Lee, de 47 años, se convertirá en el accionista principal de la nueva entidad y tomará el poder del paquete de C&T en Samsung Electronics, que es de 4.1 por ciento y tiene un valor de unos 6.000 millones de dólares. En su puesto actual de vicepresidente en la empresa de electrónicos, Lee posee sólo el 0.6 por ciento de los títulos del fabricante de smartphones.