Tech

Vehículos conectados
ya son una realidad
pero, ¿son seguros?

La privacidad, las actualizaciones y las apps de los smartphones en los autos pueden ser los tres focos de ataque de los cibercriminales, los riesgos que pueden sufrir los usuarios de estos coches conectados van desde el robo de contraseñas, localización del coche e incluso el control físico del vehículo.
Redacción
07 julio 2014 16:0 Última actualización 07 julio 2014 16:0
prototipo (Bloomberg)

La implementación de nuevas tecnologías en los autos implican ventajas, pero también riesgos. (Bloomberg)

La inclusión en autos de tecnologías como acceso a redes sociales, correo electrónico o conectividad con el smartphone, implica una serie de ventajas, pero también de nuevos riesgos a los que el usuario no tenía que hacer frente hasta ahora, señaló un estudio realizado por Kaspersky Lab y IAB Spain.

Por ese motivo, la prueba de concepto basada en el análisis del sistema BMW ConnectedDrive, indicó que es necesario analizar los distintos factores que pueden provocar un posible ataque o fraude e incluso algún incidente en el funcionamiento del vehículo.

La privacidad, las actualizaciones y las apps de los smartphones para estos carros pueden ser los tres focos de ataque en los que se pueden centrar los cibercriminales para realizar sus ataques con éxito.

“Los riesgos que pueden sufrir los usuarios de estos coches conectados van desde el robo de contraseñas, apertura de puertas, acceso a servicios remoto, localización del coche e incluso el control físico del vehículo", dijo Vicente Díaz, Analista Senior de Malware de Kaspersky Lab.

Otros puntos potenciales de ataque son:

Robo de credenciales: Permitiría a un tercero acceder a información del usuario y del vehículo. A partir de aquí se podría instalar la aplicación para móvil con estas mismas credenciales que, en caso de tener activados los servicios remotos, podría permitir activar la apertura de puertas por ejemplo.

Aplicación móvil: En caso de tener los servicios de apertura remota activados el móvil se convierte en las llaves. Si la aplicación no está bien asegurada, podría ser un vector de ataque en caso de robo del teléfono.

Actualizaciones: El proceso de actualización de los drivers bluetooth es a partir de la descarga de un archivo desde la web de BMW que posteriormente instalaremos en el carro mediante un USB. Este archivo no está cifrado ni firmado, y es posible encontrar dentro del mismo mucha información interna del sistema que se ejecuta en el vehículo.

Comunicaciones: Algunas funciones se comunican con la SIM interna del vehículo mediante mensajes SMS. Estos mensajes se pueden llegar a descifrar y enviar haciéndose pasar por otro remitente, en función del cifrado de la operadora. En el peor de los casos se podría reemplazar a BMW para la comunicación de ciertos servicios.