Tech

Una solución británica para atrapar ladrones

La firma de seguridad Smartwater con sede en RU creó sensores que registran movimiento y rocían una solución visible únicamente con UV para impregnar a ladrones y posteriormente capturarlos. 
24 noviembre 2016 23:40 Última actualización 25 noviembre 2016 18:1
El incidente tuvo lugar en Nottingham y fue una de varias pruebas que realizó la firma de seguridad Smartwater, con sede en el Reino Unido. (Bloomberg)

El incidente tuvo lugar en Nottingham y fue una de varias pruebas que realizó la firma de seguridad Smartwater, con sede en el Reino Unido. (Bloomberg)

Una gran casa vacía por la noche con un tentador despliegue de iPads y laptops.

Por supuesto, apareció un intruso, tal como había planeado la policía. Al detenerlo, alegó que era inocente, por lo menos hasta que se dirigió un haz de luz negra en su dirección y el hombre empezó a brillar como un faro.

Sensores activados por movimiento habían registrado su ingreso y lo rociaron con una solución invisible detectable con UV y resistente al agua. Contenía marcadores exclusivos de ese lugar, lo que permitió a los técnicos forenses señalarlo con completa seguridad.

No es un episodio de CSI. El incidente tuvo lugar en Nottingham y fue una de varias pruebas que realizó la firma de seguridad Smartwater, con sede en el Reino Unido.

“Los delincuentes odian la trazabilidad y todo lo que pueda rastrearse”, explicó en su oficina Phil Cleary, expolicía y uno de los fundadores de la firma. Su hermano, un científico, desarrolló la tecnología de Smartwater, similar a la tinta en los asaltos a bancos, pero invisible.

“Hemos intentado eliminar nuestra solución con cloro y con ácido, y es imposible”, dijo.

Puede usarse casi en todo, desde anillos hasta palos de golf. La solución de cada cliente tiene su propio código sintético, a la manera del ADN, que puede luego demostrar la propiedad de cualquier objeto recuperado.

Hasta ahora, asegura Cleary, hay 1.5 millones de viviendas británicas con Smartwater; agregó que en las zonas en las que su presencia es evidente los robos declinan un promedio de 36 por ciento