Tech

Un éxito, el sistema de pagos móviles de Apple: CEO

Sólo ha pasado una semana desde que fue lanzado y el sistema Apple Pay ya es el más usado para pagar compras, aseguró el director general de la empresa, Tim Cook, quien planea asociarse con el gigante chino del comercio online Alibaba.
AP
28 octubre 2014 13:48 Última actualización 28 octubre 2014 18:8
Apple Pay

Visa y MasterCard dijeron que el sistema Apple Pay ya está siendo más utilizado que otros similares "sin contacto" para pagar compras. (AP)

LAGUNA BEACH, California.- El director general de Apple, Tim Cook, aseguró que el nuevo sistema de pagos móviles de la compañía registró más de un millón de activaciones en sus tres primeros días disponible para el público, y ahora se usa más ampliamente que ningún sistema similar rival.

"Ya somos número uno. Tenemos más que el total de los demás 
-presumió Cook durante una conferencia de la industria tecnológica el lunes en la noche- y sólo ha pasado una semana". Añadió que responsables de Visa y MasterCard dijeron a la empresa que el sistema Apple Pay ya está siendo más utilizado que otros sistemas similares "sin contacto" para pagar compras.

Aunque Apple se ha asociado con importantes bancos y grandes cadenas minoristas incluyendo Macy's Inc., Walgreen Co. y McDonald's Corp., los críticos han destacado que el sistema no es aceptado por otras destacadas compañías. Entre ellas están las droguerías CVS Caremark Corp. y Rite Aid Corp., que pertenecen a una coalición de minoristas que trabajan con un servicio rival.

Cook dijo también que planea mantener conversaciones con Jack Ma, presidente ejecutivo del gigante chino del comercio online Alibaba, más tarde esta semana sobre una posible asociación, aunque no ofreció más detalles. Ma dijo ante la misma audiencia, también el lunes, que estaría "muy interesado" en asociarse con Apple para llevar Apple Pay a China.

Ma y Cook hablaron en apariciones separadas en un escenario al aire libre durante la noche inaugural de una conferencia de tecnología de tres días organizada por The Wall Street Journal.

Respondiendo a preguntas, Cook dijo que espera que el celular iPhone siga siendo el producto más vendido de la compañía, contribuyendo a la mayoría de sus ingresos y beneficios, durante los próximos años. Pero se jactó de que las ventas de computadoras Mac están creciendo más rápido que el total de la industria de computadoras personales, que ha pasado por problemas en los últimos años.

También publicitó el próximo lanzamiento de un reloj inteligente de Apple y dejó caer pistas abiertas sobre el trabajo de la empresa en un nuevo producto de televisión, sobre el que se ha rumoreado durante años.

Las televisiones que tenemos hoy en día no han avanzado mucho tecnológicamente en los últimos 30 años, dijo Cook añadiendo: "Por lo que creo que hay mucho por hacer ahí".

Apple empezó a operar su nuevo servicio digital de pago la semana pasada, disponible de inicio sólo en Estados Unidos y para los modelos más nuevos de iPhones e iPads. La compañía promocionó sus características de privacidad y seguridad, que utiliza un sofisticado sistema de encriptación que permite a los usuarios cargar comprar en cuentas de tarjetas de crédito sin mostrar la tarjeta física o el número de cuenta.

Repitiendo su indirecta favorita a competidos como Google y Facebook, Cook dijo que Apple no recopila datos de usuarios ni compra información. "No queremos saber qué comprar. No somos Gran Hermano; eso lo dejamos para otra gente".

En una intervención antes, Ma dijo que estaba buscando una serie de socios estadounidenses para Alibaba Group, el gigante de comercio electrónico de China que en fecha reciente tuvo un histórico estreno bursátil en Wall Street. El ejecutivo dijo que visitará estudios de cine de Hollywood esta semana para discutir potenciales acuerdos porque "China será el mercado cinematográfico más grande del mundo" en los próximos 10 o 15 años.

Alibaba tiene diversos servicios en internet, como sitios minoristas, pagos en línea y difusión de videos. Ma dijo que Alibaba también está ayudando a productores de comida de Estados Unidos, incluyendo cultivadores de cerezas del estado de Washington y pescadores de Alaska, a vender sus cosechas en China.