Tech

Uber y Lyft se pelean y cuestionan normas propuestas en Nueva York

Las normas propuestas por la Comisión de Taxi y Limusina en Nueva York para regular las apps de servicios de taxi, han causado preocupación a empresas tecnológicas como Uber y Lyft, aseguran que éstas podrían ser perjudiciales para la innovación, pero también han sido causa de disputas entre ambas compañías.
Bloomberg
28 mayo 2015 15:38 Última actualización 28 mayo 2015 15:38
Uber taxis Londres (Bloomberg)

Uber taxis Londres (Bloomberg)

Uber y Lyft se cuentan entre las empresas de tecnología que están reaccionando a las normas propuestas por la Comisión de Taxi y Limusina (TLC) de la ciudad de Nueva York para regular las aplicaciones de servicios de taxi. Uber dice que las normas infringen la ley federal porque las comisiones de taxi no tienen autoridad para regular la tecnología; Lyft detectó estipulaciones relativas a distracciones al conducir.

Pero si bien ambas compañías sostienen que la comisión podría ser perjudicial para la innovación, a Lyft también le preocupa que fortalezca demasiado a Uber como para poder competir con su servicio.

Se trata del episodio más reciente en la pelea que libran las aplicaciones de servicios de autos contra el mundo. Uber, Lyft, y un grupo del sector tecnológico que representa a Google, Twitter y Facebook son algunos de los que tienen previsto prestar declaración esta mañana en una audiencia relativa a las normas. El sector tecnológico parece coincidir en que no deben sancionarse, pero Uber y Lyft defienden sutilmente intereses distintos, sobre todo porque Lyft piensa que las normas tal como están garantizarían a su rival el lugar más destacado en la ciudad más grande del país.

Uber se halla bajo la autoridad de la TLC desde que abrió en Nueva York en 2011, y funciona sin mayor conflicto con los reguladores. Lyft ha tenido más problemas en la ciudad, y lleva menos de un año operando en Nueva York, en condiciones que no lo entusiasman. Ahora, ambas empresas están furiosas porque los reguladores vuelven a cambiar las normas.

La comisión dice que debe revisarlas debido a la explosión de los servicios de autos que se manejan con aplicaciones. Según la TLC, 42 por ciento de los vehículos para alquilar en Nueva York pueden reservarse actualmente a través de una aplicación de teléfono inteligente, y que los viajeros pueden elegir entre 75 aplicaciones en competencia. El cumplimiento de las normas de la TLC varía de una aplicación a otra, lo cual lleva a la comisión a escribir un nuevo sustrato de regulación específicamente para las aplicaciones utilizadas para solicitar autos.

La propuesta generó furia en el sector de tecnología, sobre todo porque exige a las empresas someter los cambios en sus aplicaciones a la aprobación de la comisión, y pagar una tarifa de mil dólares cada vez que lo hacen. En una carta abierta enviada este mes, la Internet Association, un grupo del sector que representa a las compañías más grandes de Silicon Valley, censuró la idea de que un gobierno local exija revisar los cambios en un código informático. Uber dice que ninguna administración local ha sancionado nunca una norma semejante.

La comisión ha minimizado la significación de los requisitos de actualización del software, diciendo que simplemente formaliza prácticas existentes en la industria. “Lógicamente, las normas requieren que los cambios materiales en las interfaces del conductor y el viajero sean vistos previamente por la TLC para garantizar el cumplimiento de las normas y evitar la confusión de los clientes y violaciones involuntarias”, dijo la presidenta de la TLC, Meera Joshi, en un comunicado. “Con las normas propuestas, sencillamente no se exige ni es necesaria una revisión del software”.