Tech

Uber y Cabify son
ilegales, pero pueden regularse: expertos

Especialistas coincidieron en que las aplicaciones de transporte bajo demanda que operan en la Ciudad de México son ilegales, pues no es un servicio privado, ya que trabajan con fines de lucro; sin embargo podrían regularse tras haber demostrado sus beneficios a favor de la ciudadanía.
Jair López
17 junio 2015 17:27 Última actualización 17 junio 2015 17:27
Uber

Uber. (Bloomberg)

Las aplicaciones de transporte bajo demanda, como Uber y Cabify, que operan en la Ciudad de México lo hacen de forma ilegal, sin embargo, pueden regularizarse si demuestran beneficios a la ciudadanía, concluyeron expertos en el primer debate digital del Laboratorio CDMX.

Paula Vázquez, abogada por la UNAM y miembro del Centro de Investigación y Docencia Económicas, refirió que este tipo de servicios son contemplados como ilegales, pues no son un servicio de transporte privado, ya que operan con fines de lucro.

“Hay una diferencia entre ilegal y no regulado. Regulado es cuando la ley te contempla dentro de sus puestos. Aquí la prueba está en que la ley te dice qué es público y qué es privado. Privado es la única (parte) que opera sin fines de lucro. Dado y salvo ese día que regalaron viajes, podemos asumir que es un servicio que entra a la categoría de público”, refirió la especialista.

Vázquez mencionó que se necesita una regulación extensa que permita la entrada de nuevos participantes e innovaciones en el sector, sin embargo, añadió que lo más viable es que se permita la coexistencia de estos servicios, mientras que se otorga un nuevo ordenamiento jurídico.

Durante su participación, Xavier Treviño, director en México del organismo ITDP que promueve el transporte sustentable y equitativo, dijo que si bien estas empresas son consideradas ilegales, pueden tener cabida en un marco legal luego de que se han demostrado sus beneficios a favor de la ciudadanía. En este sentido, exigió a las autoridades que la regulación se lleve a cabo de forma dinámica, flexible y que no limite la innovación.

Al respecto, el director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Manuel Molano, resaltó que debe de existir una regulación transparente que impulse la innovación pero que impida que estas firmas se conviertan en otro Google.

Daniel Medina, vocero de la agrupación Taxistas Organizados de la Ciudad de México, afirmó que la operación del transporte mediante aplicaciones, bajo el argumento de que es de naturaleza privada, es desvirtuada e ilegal, pues el servicio no se realiza con la finalidad de satisfacer necesidades particulares, sino que se presta al público en general.

Ricardo Weder, CEO de Cabify en México, defendió la legalidad de la aplicación al señalar que de no ser así, el SAT no les permitiría pagar los impuestos que actualmente ejercen, además de que dijo que la empresa ha permitido la generación de empleos y una inversión de 40 millones de dólares en el país.

Por otra parte Ana Paula Blanco, directora de comunicaciones para Latinoamérica de Uber, refirió que el servicio de transporte bajo demanda que ofrecen en México no es ilegal pero sí irregular por lo que exigió un ordenamiento que cumpla al menos tres factores: beneficio social y económico para la Ciudad de México, que se considere las diferentes modalidades de transporte y que no se cierre a la innovación.

CONCESIÓN NO ES LA OPCIÓN

En entrevista, Medina dijo que la mejor figura para que estas empresas entren en competencia es a través del concesionamiento que marca la ley.

Sin embargo, la abogada calificó a este modelo como obsoleto y anticipó que la repercusión caería sobre los usuarios.

Weder vio en la aplicación de esta modalidad al menos dos problemas: que son limitadas y que pueden generar conflictos de interés.

Desde la perspectiva de Cabify, dijo, es mayormente viable el pago de un permiso anualmente donde haya una libre entrada y salida de unidades. El pago, detalló, sería realizado por los socios o conductores que prestan sus servicios a la aplicación.

Weder explicó que se tendría que ver en su momento si este modelo impactaría a las tarifas que los usuarios pagan.

Blanco argumentó que aún es muy temprano para presentar propuestas pero destacó que “estamos abiertos a una regulación que nos incluya como una modalidad de transporte”.

Esta semana se llevarán a cabo varias mesas de diálogo entre al menos 50 especialistas y las partes involucradas que buscan brindar puntos que ayuden a las autoridades a ejercer una decisión sobre el asunto.

El próximo domingo el Laboratorio para la Ciudad dará a conocer los puntos a través de una plataforma en internet.

Todas las notas TECH
Confesiones de un 'influencer' en Instagram
Esto fue lo más popular del año en Google Play
Este es el plan ‘secreto’ de China para superar a la NASA y conquistar el espacio
Nokia quiere 'volver en el tiempo' con smartphones que usen Android
Libros que 'piensan' para que tú aprendas más
Aquí puedes ver 32 años de desarrollo urbano en 10 segundos
Intel se suma a la carrera de los autos autónomos
Netflix permitirá ver sus contenidos offline
Alumnas de secundaria técnica crean detector de fugas de agua
Este altavoz inteligente traduce los gritos a tres idiomas
Ahora podrás jugar Pac-Man en Facebook
Jugadores de la NFL son medidos 25 veces por segundo
¿Quieres ser astronauta?, tendrías que pensarlo dos veces
Desarrollan en Querétaro aeronave militar con ingeniería mexicana
Tecnologías que se comerán ‘contaminación de Trump’
Inteligencia artificial que puede leer los labios
Zuckerberg hará lo que sea por entrar a China …¿servirá?
Este es el lugar en el que China planea sus futuras exploraciones espaciales
Cinépolis Klic dejó sin primer tiempo del Chivas-América a los usuarios
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
Una solución británica para atrapar ladrones
México puede estar entre los 3 mejores países del mundo: Branson
3 startups mexicanas que Google impulsará hacia Silicon Valley
Dale ‘gracias’ a Trump, tu próximo smartphone costaría más
Microsoft sube a la nube su nueva generación de apps para empresas