Tech

Para cortejar a gobiernos de Europa, Uber promete crear empleos 

En medio de presiones regulatorias, el CEO de Uber buscará formar alianzas con ciudades europeas este año, argumentando que el servicio podría generar hasta 50 mil puestos de trabajo. 
Bloomberg
19 enero 2015 11:39 Última actualización 19 enero 2015 11:55
Etiquetas
Uber en España

Uber cerró operaciones temporalmente en España. (Reuters/Archivo)

El máximo responsable ejecutivo de Uber Technologies, Travis Kalanick, prometió que el servicio de uso compartido de coches de su empresa creará puestos de trabajo en Europa y reducirá los atascos de tráfico, ya que se dispone a conquistar a los alcaldes desde Múnich hasta Madrid.

Kalanick dijo que va a buscar alianzas con ciudades europeas este año. El acercamiento de Uber a los gobiernos, en su intento de aliviar la presión regulatoria, podría ayudar a que la región ganara 50 mil puestos de trabajo este año, dijo.

"Queremos hacer del 2015 el año en que establezcamos alianzas con nuevas ciudades europeas", dijo Kalanick en la conferencia Digital Life Design en Múnich.

"Si podemos encontrar un marco regulatorio que haga de esto una realidad, podemos prometer empleos y menos congestión. El impacto que podemos aportar a las ciudades es enorme", refirió. 

Las acciones por parte de los reguladores de todo el mundo han amenazado con detener la expansión de la compañía con sede en San Francisco. Los inversores, el año pasado, valoraron la incipiente compañía en 40 mil millones de dólares, en parte sobre la base de las perspectivas de crecimiento de Uber en todo el mundo. El principal reto para Kalanick será ganar aliados en Europa, uno de los mayores mercados de transporte.

La compañía fue prohibida en España el mes pasado y sus servicios han sido suspendidos, en medio de desafíos legales, en varios estados de Estados Unidos, así como en países desde la India hasta Alemania. El último revés llegó la semana pasada, cuando el máximo tribunal de la Unión Europea negó a los taxis no tradicionales el uso de carriles bus en Londres.

Uber ha respondido ajustando sus servicios y creando otros nuevos, en algunos casos sacrificando su modelo principal de negocio. Por ejemplo, su software ahora también permite a los clientes encontrar taxis en varios países, a pesar de que es un negocio mucho menos rentable.

Kalanick, quien se reunirá con representantes de la Comisión Europea el 22 de enero, mientras continúa su gira por Europa, también deberá tratar de devolverle el brillo al nombre de Uber. Se ha visto empañado por denuncias sobre agresiones por parte de los conductores a los pasajeros, y de un ejecutivo que sugiere que la empresa encuentra y comparte secretos personales de periodistas críticos.