Tech

Uber obtiene victoria
en NY

Nueva York no limitará por el momento el número de vehículos que puede tener Uber en las calles de la ciudad más poblada de Estados Unidos, en tanto se realiza un estudio sobre el impacto de los autos de la empresa sobre el tráfico y medio ambiente. 
AP
22 julio 2015 20:10 Última actualización 22 julio 2015 20:10
Uber

Uber (AP)

La ciudad de Nueva York y Uber llegaron a un acuerdo de último momento que abandona, por el momento, la intención de limitar el número de vehículos que puede tener la compañía de transporte en las calles de la metrópoli más poblada de Estados Unidos.

El gobierno del alcalde Bill de Blasio anunció la tarde del miércoles, en la víspera de una votación del concejo municipal que hubiera establecido la restricción, que Uber aceptó la realización de un estudio de cuatro meses sobre el impacto de los autos afiliados a la empresa sobre el tráfico y el medio ambiente de la ciudad.

Bajo el acuerdo, la ciudad no limitará el crecimiento de Uber durante esos cuatro meses.

El acuerdo contrasta tajantemente con la legislación sobre la que votaría el concejo el jueves, la cual exige a la compañía con sede en San Francisco un límite de crecimiento en la ciudad de Nueva York de 1 por ciento durante un estudio a realizarse en un año. Uber se ha opuesto con firmeza a cualquier límite, y la compañía y el ayuntamiento habían intercambiado observaciones cada vez más mordaces durante la última semana.

Pero las hostilidades fueron dejadas a un lado para anunciar el sorpresivo acuerdo, el cual incluyó además un compromiso para proporcionar a la ciudad mucha más información respecto a la ubicación y duración de sus viajes. La compañía aceptó también discutir sobre un esfuerzo para conseguir que más de sus vehículos sean accesibles a personas con discapacidad y que contribuyan a la red de transporte masivo de la región.

"La ciudad recibió una buena disposición por parte de la compañía para asegurar que no haya un esfuerzo para inundar el mercado con grandes tasas de crecimiento", dijo el primer vicealcalde Tony Shorris, quien está a cargo del ayuntamiento mientras Bill de Blasio regresa de una conferencia en el Vaticano.

La compañía de 40 mil millones de dólares se ha vuelto una fuerza dominante en las calles de Nueva York, donde moviliza 25 mil vehículos, comparados con 13 mil de los emblemáticos taxis amarillos de la ciudad.